Por la devaluación y el incremento en los combustibles, el Gobierno analiza con las empresas de colectivos urbanos un nuevo incremento en los boletos, después de que el mínimo pasara de $6 en febrero a los $10 actuales.

"Veremos en los próximos meses si hay necesidad de una variación tarifaria", replicó el ministro de Transporte Guillermo Dietrich ante una consulta de periodistas.

"Estamos viendo como termina de impactar la pauta salarial y el tema del combustible", abundó el funcionario, aunque no dio detalles respecto a la magnitud a la que podría llegar el incremento, en caso de darse.

En ese marco, Dietrich destacó que "hay un esfuerzo de las empresas Mercedes Benz, Agrale, Volkswagen, para bajar costos que valoramos mucho, pero lo estamos estudiando".

"Estamos hablándolo con el sindicato en estos días. Estamos viendo la ecuación de costos", puntualizó.

En cuanto a las empresas que brindan transporte de larga distancia, desestimó el impacto de quitar la tarifa mínima a los viajes en avión. "La principal competencia es el auto", argumentó.