Cambiemos buscará esta semana sortear nuevamente las trabas de la oposición y darle impulso en el Senado a dos de los proyectos que más le interesan al Gobierno de cara al año electoral, la ley del blanqueo de trabajadores en negro y la reforma al financiamiento de los partidos políticos que transparente los aportes en campaña.

Tanto los senadores del oficialismo como los del peronismo demuestran públicamente voluntad de llevar mañana la discusión sobre financiamiento de partidos al recinto pero extraoficialmente objetan algunos puntos de la propuesta como la prohibición de que los sindicatos aporten a las campañas electorales.

La sesión, que requiere una mayoría especial para ser aprobada, fue pospuesta en dos ocasiones y fue nuevamente convocada para mañana, antes de los feriados por Semana Santa, aunque varias fuentes de las bancadas mayoritarias se excusaron de dar certezas de que finalmente se concrete en una semana de sólo tres días hábiles.

En ese sentido, algunos miembros del peronismo sostienen también que "no dan los tiempos ya" para aplicar la norma antes de los comicios de este año ya que aún debe pasar por el filtro de la Cámara de Diputados donde los escollos parecen ser mayores.

En cuanto al blanqueo de trabajadores, una ley que presentó el viernes pasado el senador nacional Roberto Basualdo en nombre del oficialismo, un plenario de comisiones que iba a abrir el debate se frustró esta semana en el Senado ante la ausencia sin aviso de la cúpula de la CGT y fue reprogramada también para mañana.

El llamado "blanqueo laboral" propone, entre otros puntos, otorgar 365 días a los empresarios para blanquear trabajadores a cambio de una condonación del 100% de la deuda por capital, intereses, multas y punitorios y que se retire a los empresarios del Registro de Empleadores con sanciones laborales si registran empleados, mientras que al trabajador se le computarán hasta cinco años de aporte. El jefe del interbloque Cambiemos, Luis Naidenoff, advirtió a Télam que el peronismo estaba poniendo "excusas absurdas" para evitar el tratamiento.