A medida que avanza la elevación de las vías de los ferrocarriles Mitre y San Martín, se debate y proyecta el destino de amplias superficias de terreno liberadas que hoy quedan bajo los nuevos viaductos. Son espacios nuevos ganados que hoy son eje de debate en cada barrio.

El Gobierno de la ciudad convocó a los vecinos para formar parte de reuniones participativas con técnicos y funcionarios en las que se analizan tramo a tramo las posibilidades de los bajo viaductos. Entre las nuevas posibilidades proyectadas a lo largo de toda la traza habrá desde espacios verdes con nuevos corredores peatonales, circuitos aeróbicos y bicisendas hasta locales gastronómicos, de servicios y actividades culturales.

El proyecto es llevado a cabo por el Ministerio de Desarrollo Urbano y Transporte de la Ciudad, en conjunto con el área de Participación Ciudadana, el Ministerio de Transporte de la Nación y la Agencia de Administración de Bienes del Estado (AABE).

Con la elevación de las vías del Mitre, entre las avenidas Congreso y Dorrego se abrirán 4 calles que permanecían cerradas y se eliminarán 8 barreras. En la zona del Barrio Chino, un 50% del tramo será destinado a actividades culturales y de esparcimiento, mientras que el 50% restante se destinará a nuevos locales comerciales y gastronómicos. Entre Juramento y Olleros se hará una nueva estación intermedia para colectivos, además de espacio verde, juegos infantiles y bicisenda. En la zona del Hipódromo habrá oficinas y locales gastronómicos.

En tanto, por ejemplo, en el San Martín, en el área de Chacarita (Dorrego y Corrientes) habrá locales gastronómicos y de servicios, en la zona de Juan B. Justo habrá áreas de descanso y nuevas paradas de Metrobus.