El bancario Sergio Palazzo y el camionero Pablo Moyano lanzaron ayer un frente de resistencia sindical a la reforma, con expresión en las calles desde una próxima movilización. Es la síntesis del plenario de delegados que llevaron adelante organizaciones de la Corriente Federal (CFT), las CTA y dirigentes políticos en el camping Jorge Di Pascuale de Luján. “No estamos dispuestos a tercerizar la voluntad de lucha, detrás de un pacto que le quita derechos a los trabajadores y castiga a los jubilados”, destacó Palazzo. “Nos comprometemos desde la secretaria gremial de la CGT junto a muchos gremios que están en la CGT a acompañar la movilización en contra de la reforma laboral”, se pronunció Moyano para refrendar una alianza estratégica que BAE Negocios anticipó hace meses, respecto de un escenario conjunto que parecía impensado hace no tanto tiempo atrás.

En un comunicado que emitió la CFT reclamó “la inmediata reanudación de la sesión del Comité Central Confederal de la CGT, junto a la urgente convocatoria a un plenario de delegaciones regionales”, y también hacer llegar la convocatoria “a todos los bloques de legisladores nacionales escuchen nuestros reclamos y resuelvan el rechazo de estas reformas”. Además, llegaron al camping Walter Correa (Curtidores); Horacio Ghilini (Sadop); Héctor Amichetti (Gráficos); Hugo Yasky (CTA); el diputado Héctor Recalde; Carlos Tomada, entre otros.

Cabe recordar que días atrás, la Central de los Trabajadores de la Argentina Autónoma, que lidera Pablo Micheli, convocó a una Jornada Nacional de Lucha para el 6 de diciembre próximo, que incluirá paros, cortes de calles, marchas y una movilización desde el Congreso hacia la Plaza de Mayo en rechazo de la reforma laboral. Mismo día convocó ATE Nacional, con “Cachorro” Godoy.

Pero en los próximos días, desde la CFT se reunirán con distintos referentes sindicales para unificar la protesta que sería antes del 10 de diciembre, cuando asuman los nuevos legisladores.