El ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne, dijo ayer que la fórmula de movilidad jubilatoria actual "es muy difícil de entender". El funcionario defendió la reforma previsional en Diputados en medio de los gritos y quejas de los que habían copado la sesión para aprobar la propuesta del Ejecutivo.

"No tenemos el número porque todavía falta conocer la evolución de los salarios del cuarto trimestre y la recaudación de diciembre", argumentó el ministro.

"La fórmula correspondiente a marzo no fue generada. Es una fórmula muy difícil de entender", indicó, al elevar la voz frente a la protesta de los manifestantes que con carteles presenciaban su exposición.

"Dicen que va a haber un aumento cercano al cero por ciento, cosa que no va a ocurrir, estamos implementando una fórmula que impida eso", resaltó.

Calificó a la sesión en el Anexo de la Cámara de Diputados de "caos" y se quejó de los gritos durante su defensa.

"Cantaban como a los nazis los iremos a buscar. Eso habla muchísimo de la calidad democrática de quienes están agrediendo e impidiendo el desarrollo de esta sesión", apuntó, lo cual provocó aún más quejas en el recinto.

Dujovne cuestionó la actual fórmula de movilidad jubilatoria, a la que acusó de "generar enromes problemas a los jubilados" en los años en que existe "aceleración inflacionaria como sucedió en 2010, 2014 y 2016.

Sobre el actual sistema, consideró: "Al ser un ajuste semestral, se produce entre septiembre y febrero se producen variaciones reales del 13 por ciento que quienes menos tienen no tienen forma de afrontarlo".

Al respecto, explicó que "al moverlo a una forma de ajuste trimestral va a morigerar muchísimo esa volatilidad".