El jefe de Gabinete, Marcos  Peña, aseguró hoy que la inflación núcleo “está en un claro sendero a la baja” y pidió a los argentinos tener “tranquilidad” de que el país está “en el camino del desarrollo”. 

“La inflación núcleo, que no contempla los servicio regulados,  está en un claro sendero a la baja. Todavía falta mucho pero estamos muy convencidos del sendero que hemos emprendido”, dijo Peña en una conferencia de prensa en la Casa Rosada. 

El funcionario dijo que la administración central cree que “es  central lograr en este primer mandato de gobierno de Cambiemos lograr llegar al dígito de inflación. El corrimiento de las metas por parte del Poder Ejecutivo tienen que ver con eso”, dijo. 

La meta de inflación para 2019, último año de mandato del presidente Mauricio Macri, era del 5% pero el Poder Ejecutivo decidió elevarla al 10% y posponer el objetivo del 5% para el 2020, según se anunció el 28 de diciembre pasado. 

Tras una reunión de Gabinete ampliado junto a Macri, Peña consideró como “fundamental” que para 2020 se va a eliminar el  financiamiento del Tesoro por parte del Banco Central, “que es uno  de los elementos centrales por los cuales se genera la inflación”. 

El funcionario sostuvo que a pesar de la lucha contra la inflación y la reducción de impuestos en paralelo con la baja del  déficit fiscal, Cambiemos tiene “la convicción” de que la economía “va a crecer” en 2018.

Así, el funcionario quiso transmitir la “tranquilidad y la convicción” a la población de que la Argentina está “por el  sendero del desarrollo”. 

En esa línea, dijo que en el Gobierno “saben” que el camino de  la “normalización de las tarifas es duro y es un esfuerzo que  están haciendo los argentinos”, pero argumentó que eso es para construir un “sistema tarifario federal más integrado y justo”.