n El FMI realizó la revisión de las cuentas públicas de Uruguay y destacó que la nación vecina "ha llegado a un nivel ampliamente satisfactorio" durante el corriente año, con una inflación proyectada de 6% anual y un crecimiento del PBI del 3%.

De esta manera, el FMI completó el análisis macroeconómico de Uruguay, tal cual lo establece el Artículo IV del organismo. El organismo consideró que "el tipo de cambio real bilateral frente a Argentina se depreció durante este período, aun cuando el tipo de cambio real multilateral se apreció en 12,5% entre abril de 2016 y julio de 2017", por lo que la Argentina se encareció respecto a Uruguay.

"El tipo de cambio real con Argentina se depreció, aunque el multilateral se apreció, desde abril 2016" y "la mayor competitividad contra Argentina contribuyó a un rápido y fuerte incremento en el turismo receptivo", reflejó el informe del Fondo Monetario.

Por otra parte, el reporte destacó que "desde agosto de 2016, una amnistía impositiva en Argentina llevó al retiro ordenado de cerca de u$s 2.000 millones en depósitos bancarios de no residentes y en moneda extranjera".

"Si se revierte la recuperación en Argentina y Brasil, o se produce una fuerte desaceleración en China, la inversión y el crecimiento se verían afectados. Estas fuerzas podrían también disparar una corrección de los tipos de cambio real en Argentina, lo cual -a su vez- podría provocar presiones de depreciación en Uruguay", concluyó el FMI.