En la década del 90 no solo se instaló un modelo liberal desde el peronismo de Carlos Menem. Hubo un ácido de difícil estimación en su impacto: que la derrota implica no existir. No fue casual entonces que Hugo Moyano haya elegido una reflexión al respecto, para dedicarla con nombre y apellido a Mauricio Macri: "Toda victoria es relativa, toda derrota es transitoria". El camionero dijo no recordar a su autor, el escritor mexicano Octavio Paz. El dicho resumió el acto.

“Toda victoria es relativa, toda derrota es transitoria”, la poética advertencia de Moyano

Desde la cita al premio nobel de Literatura, justamente en 1990, tuvo moño la convocatoria que motorizó el sindicato de Transporte. Alta prolijidad para recordar también desde la voz de Juan Schmid, triunviro, respecto que esa protesta tuvo rúbrica de la CGT en Mar del Plata.

Si de datos duros se trata Schmid también apeló a un clásico moyanista ilustrando, un medidor de la economía al decir que "este Gobierno inundó las góndolas con productos importados".

Puntual exposición en los seis discursos para rescatar el valor de la "solidaridad" desde el liderazgo admitido y subrayado de Camioneros, respecto a que si tocan a un sector, sobre todo si se trata de los más sensibles, habrá columnas de respaldo. Reseñando también que bajo presión policial, en especial la Bonaerense, se requisaron micros con trabajadores "como si se tratara de delincuentes", desde la denuncia del bancario y líder de la Corriente Federal Sergio Palazzo.

En plano de convicción, hacia la continuidad del reclamo, Pablo Micheli (CTA Autónoma) advirtió que "de esta pelea camionerea nació esta lucha. Hace bien que estemos juntos, debemos hacerlo más seguido". Esteban "Gringo" Castro, referente de la CTEP puso en alto tono la convocatoria de las mujeres para el 8M, y consideró que "todos los hombres tenemos que hacernos cargo de los quehaceres de madres o amas de casa para que no falte ninguna en esta convocatoria", y reivindicó al Papa Francisco, "que nos bendice" aún bajo "las barbaridades que le disparan algunos medios".

Hugo Yasky, rozó su pasado de docente en escuela pública, para reivindicar paritarias y abordó el capítulo judicial. "Si quieren buscar ladrones en el sindicalismo, les indicamos también que pasen por Balcarce 50", desafió el jefe de la CTA de los Trabajadores.

Datos finales: la "Marcha Peronista" que sonó al final, seguida de clásicos ricoteros como "Angel para tu Soledad" y el párrafo solidario y de bajo perfil de unas damas que no quisieron subir al palco, pese a que el jefe de ATE Porteña, Daniel Catalano, y otros las invitaron. Las Madres de Plaza de Mayo Línea Fundadora, con Taty Almeida a la cabeza, sonrieron desde sus sillas plásticas a un costado del palco. A BAE Negocios Almeida le regaló un mimo "cómo no íbamos a estar, somos como Crónica, firmes junto al Pueblo".