Un equipo científico de la Universidad de Shenzhen, China, aseguró haber creado los primeros bebés manipulados genéticamente para hacerlos "resistentes a enfermedades" como el VIH, publicó MIT Technology Review, un hecho que motivó de críticas en ese país y a nivel mundial. Más de 120 científicos chinos condenaron el anuncio, en una carta abierta en la que afirman que experimentar en humanos es una "locura" e implica graves consecuencias potenciales.

He Jiankui, el científico que lideró la investigación para la cual se empleó la técnica de edición de genes conocida como Crispr, reveló el proceso de fertilización que siguió hasta lograr el nacimiento de las gemelas Lulu y Nana, "genéticamente modificadas" para que "no puedan contraer el virus del Sida ( VIH)".

Los resultados de este estudio fueron originalmente publicados por la revista especializada del MIT, aunque los medios locales aseguraron que aún le falta "constancia".

He adelantó que el próximo mes "se darán a conocer más detalles de la investigación".