La entrada en vigencia del pacto fiscal entre el Gobierno nacional y las provincias, que estableció límites a la creación de empleo público, provocó la destrucción de casi 15.000 puestos de trabajo estatales en febrero en relación a enero, de acuerdo a las cifras del Sistema Integrado Previsional Argentino (SIPA) dadas a conocer ayer. Esto implica una reducción de 0,5% en la medición mensual desestacionalizada, que se vio en parte compensada por el crecimiento en asalariados y monotributistas sociales. En tanto, en la variación con estacionalidad la baja fue de 35.300 ó un 1,1% menos.

Así lo explicó el director nacional de Estudios y Estadísticas, José de Anchorena, durante la habitual rueda de prensa del ministerio de Trabajo donde se difunden los últimos datos del mercado laboral formal. Para el funcionario, la baja en el empleo público responde más a lo que está sucediendo en las provincias dado que las gobernaciones y las intendencias son responsables del 75% de los puestos estatales.

En la comparación interanual, el sector público sigue con 33.900 empleos ó 1,1% más frente a febrero del año pasado.

Según la cartera laboral, los puestos de trabajo registrados subieron 1,8% anual a 12.312.000 en el segundo mes de 2018. De los 216.300 nuevos puestos formales, 139.400 provinieron del sector privado (una suba del 1,6%) y 43.000 de los monotributistas sociales (+11,3%).

Dentro del sector privado, los monotributistas aportaron 48.500, con un incremento del 3,2%, los trabajadores de casas particulares 24.200 (+5,3%) y los asalariados 77.900 (+1,3%). Por su parte los autónomos cayeron en 11.200 ó 2,8%.

Lo llamativo es que por segundo mes consecutivo, los indicadores mostraron un retroceso mensual en la medición no desestacionalizada, acumulando desde enero una baja de 52.600 puestos formales. Esto fue traccionado por el sector público ya que en el privado no varió, y en los monotributistas sociales avanzó 4.500 (1,1% más).

En la medición desestacionalizada, los autónomos destruyeron 1.400 puestos (-0,4%) frente a enero, los monotributistas 3.600 (-0,2%) en tanto los asalariados sumaron 3.700 (+0,1%) y los trabajadores de casas particulares, 3.000 (+0,6%).

Consultado acerca de la baja mensual en el monotributo, Anchorena puntualizó que por un lado todo el esquema definido por el Gobierno apunta a bajar las cifras de los trabajadores no registrados, "sean independientes o no" y respecto a la controversia sobre "empleo real y monotributo" consideran que la prioridad -de ese registro- se sostiene en que la búsqueda definida por el Ejecutivo "busca que todos se encuentren dentro del sistema".

"En periodos anteriores hubo normas que incentivaron al independiente, como la Asignación Universal por Hijo al monotributista y el aumento de los topes a los monotributistas", añadió el funcionario.

"En los últimos meses, está siendo más fuerte el crecimiento de asalariados que de independientes, es lo que está liderando el cambio", aseguró Anchorena.

En cuanto a los asalariados, creció en todos los sectores salvo en la industria, donde cayó 1,4%, la agricultura, ganadería y pesca (bajó 0,1%) y explotación de minas y canteras (-0,8%).

"Si uno toma la estabilización y saneamiento general de la economía que se está dando, tendría que empezar a crecer la industria en los próximos meses", concluyó Anchorena, que espera sumar 80.000 asalariados más durante 2018.

Ver más productos

La intimidad de Néstor Kirchner

La intimidad de Néstor Kirchner

Día de la Madre: ideas y regalos

Día de la Madre: ideas y regalos

Día de la madre: ¿buscás regalo?

Día de la madre: ¿buscás regalo?

La otra historia del peronismo

La otra historia del peronismo

Cómo hacer guita

Cómo hacer guita

Lo que todo el mundo busca

Lo que todo el mundo busca

¿Qué es sexteame?

¿Qué es sexteame?

Para fanáticos del Fútbol

Para fanáticos del Fútbol

La historia detrás del robo del siglo

La historia detrás del robo del siglo

Eva Duarte: toda la verdad

Eva Duarte: toda la verdad

Ver más productos