El empresariado local evitó tomar postura sobre las decisiones judiciales que generaron detenciones y pedidos de desafueros por el caso AMIA, aunque alertó que un clima de judicialización de la política e incertidumbre institucional dejará una "mala imagen" para la etapa de reinserción de la Argentina en el mundo. El sector privado teme que el clima de negocios se vea afectado de manera negativa ante un eventual apresamiento de Cristina Kirchner por su carácter de ex presidenta.

Con una extrema cautela y muchos con identidad reservada por el off the récord, los referentes de distintos sectores de la economía local alertaron por las consecuencias en el desarrollo de la actividad privada ante "la imagen deteriorada que queda de la institucionalidad de la Argentina". Sin embargo, ninguno de los consultados quiso sellar una conclusión sobre lo acertado o no de las decisiones del juez federal Claudio Bonadío.

"Impacta este tipo de cuestiones políticas a la imagen en general del país. Tener un ex presidente en prisión no es lo mejor. Pero aclaro que no tengo una postura sobre lo acertado o no de la decisión judicial, sólo que alguien que no conoce de la Argentina, como sucede en Honduras con los resultados de la votación, genera una imagen negativa", admitió el presidente de la UIA, Miguel Acevedo, en declaraciones a BAE Negocios.

El jefe de los industriales aclaró que el accionar judicial es el que debe decidir la culpabilidad o inocencia de la ex presidenta, pero sostuvo que en términos de negocios es una situación que "impactará en la forma en que ven al país".

Uno de los vicepresidentes de la UIA y líder de la Cámara del Calzado, Alberto Sellaro, aclaró que no quiso "tomar una posición política" aunque admitió que "preocupa a todos, agrava la situación de los sectores, del trabajo, del consumo interno que está muy venido a menos". "No repunta porque los sectores sensibles en la producción, se alarga la cadena de pago, entre el sin fin de situaciones. Pero esto te sacude. Pensar qué va a pasar en nuestro país", se lamentó.

El empresario industrial se quejó que "siempre buscan a los del otro lado, nunca se analiza lo que le pasa a la parte de ellos", en referencia a las acusaciones que afectan a la oposición, no sólo en este período gubernamental sino como un punto común al sistema. "Hay que tener paciencia y calma. El tiempo va a definir la gran verdad de nuestra Patria", enfatizó.

El secretario de la Cámara Argentina de Comercio, Mario Grinman, sostuvo que "es un tema netamente judicial" y aclaró que como institución gremial-empresaria no les corresponde opinar, aunque destacó que "las instituciones tienen que actuar independientemente como ocurre en una República organizada".

"Para el mundo de los negocios esto no suma ni resta. Pero sí es importante destacar que las leyes no pueden ser optativas. Si se comprueba que hay comisión de un delito, debe ser previamente investigado, procesado, y si le corresponde salir en libertad o condenado", le dijo a este diario.

Sin embargo, fue enfático en la necesidad de un "Estado más presente" en los reclamos callejeros, como piquetes y protestas, "que afectan a los ciudadanos".

Un banquero argentino sospechó que ha una "sensación que hay un poquito de sobreactuación", y admitió que le "genera ruido tanto show en las detenciones, con demasiada gente y demasiado de golpe". "No hay sentencia firme, ni creo que sean personas con riesgo de fugarse. Pero era algo que muchos esperábamos que ocurra, pero no de esta forma. Creo que la justicia tiene que trabajar", enfatizó.

En un estricto off the record, sostuvo que "en los bancos no hay temor a detenciones, más allá de las citaciones a indagatorias que ya hubo (Jorge Brito)". "Tenemos muchos controles. En el sector financiero a lo sumo los que pueden tener preocupación son las mesas de dinero o financieras chicas", destacó.

  • Los principales medios del mundo se hicieron eco de la decisión judicial

Los principales diarios del mundo se hicieron ayer eco del procesamiento con prisión preventiva contra la ex presidenta Cristina Fernández en el marco de la causa que investiga el Memorando de Entendimiento con Irán por el atentado a la AMIA.

“Un juez argentino pide autorización al Congreso para detener a Cristina Kirchner”, rezó la tapa del diario español El País en su sección Internacional, en tanto que ABC dijo: “Detienen a Zannini, mano derecha de Kirchner, por encubrir a los autores del atentado a la AMIA”.

El brasileño O Globo, tituló p: “Justicia argentina ordena prisión de Cristina Kirchner”, en tanto que El Comercio de Perú afirmó que “Juez pide desafuero y arresto de Cristina Fernández”.

Por su parte, la CNN en Español detacó: “Juez Bonadio ordena procesar a Cristina Fernández de Kirchner” y The Washington Post, dijo que “Juez argentino busca el arresto de la ex presidente Fernández”.

El País de Uruguay, afirmó: “Procesaron a Cristina Fernández y el juez pidió su desafuero y detención”. Y Emol de Chile, llevó el tema con “Argentina: Piden desafuero y prisión preventiva para Cristina Fernández por caso de la AMIA”.