El empleo en el sector industrial creció por primera vez en dos años aunque de manera marginal. Según el informe de la UIA, en noviembre el sector mostró una suba del 0,01% desestacionalizado contra octubre de 2017. Aunque en la relación interanual, exhibió una contracción de 1,6%. (-19.300 puestos de trabajo). "Los sectores más afectados fueron calzado y cueros, textiles y confecciones. Se espera que el nivel de empleo del sector se mantenga estable durante el 2018", enfatizó el informe del CEU.

El empleo registrado en el sector manufacturero sumó en noviembre 351 puestos de trabajo, comenzando a revertir la tendencia sectorial de los últimos meses. "Por su parte, el empleo asalariado continuó con incrementos como los últimos meses aunque de menor magnitud. Dicha merma en el crecimiento se debió en mayor medida a la caída en los puestos del sector público. Impulsaron el crecimiento del empleo registrado algunos sectores del sector privado, principalmente la construcción y el comercio".

En la industria se registraron 19.301 trabajadores formales menos que en noviembre del 2016, aunque hubo 66.275 puestos menos que en noviembre de 2015, una baja del 5,3%. "Por su parte, el empleo registrado en el sector privado en dicho periodo aumentó en 77.160 trabajadores, debido fundamentalmente a la creación de empleo en construcción (+44.982), comercio y servicios sociales y de salud", destacó el CEU.