La Juventud Sindical de la CGT al comando del dirigente ferroviario Sebastián Maturano ( La Fraternidad) desarrolló su primera convocatoria tras la presentación en sociedad que hicieron efectiva semanas atrás en la sede de Azopardo. En efecto plenario de ese bloque sindical tuvo lugar en la histórica quinta de San Vicente en la localidad homónima de la provincia de Buenos Aires. "No hay mejor espacio que este para tener un inicio firme, fuerte y duradero, para ratificar nuestros orígenes e incentivar todavía más nuestro sentido de pertenencia", aseguró el titular de la JS. Además de la reunión mantenida por los dirigentes que conforman ese brazo cegetista la Juventud Sindical de Azopardo rindió un homenaje en el mausoleo donde yacen los restos de Juan Domingo Perón.

Otro de los dirigentes que acompañan a Maturano en esa conducción, Diego Sisto (Sanidad) consideró que la crisis y el pretendido avance sobre derechos y convenios de trabajo significan más que un desafío para ellos "nuestra responsabilidad es enorme y el camino es la unidad por eso trabajamos para lograrla", remarcó.

La convocatoria por la unidad es considerada un eje primordial para esta nueva etapa de la JS, incluso frente a la siempre vigente división del movimiento obrero, cuestión que la cúpula que acompaña a Maturano, hijo de Omar el secretario general de LF no soslayan como un desafío que potencia más sus responsabilidades en tiempos de crisis, desempleo y deterioro social.