El actor Leonardo Sbaraglia recibió anoche el Premio Cineuropa a la trayectoria en Santiago de Compostela, y se mostró “sorprendido” por cómo su trabajo “de alguna manera queda y a algún lugar llega”.

Para acompañar el lauro merecido por más de treinta años de labor y una carrera que ha superado el medio centenar de largometrajes, se proyectó en el Teatro Principal de Santiago de Compostela el último filme en el que participó, el duro thriller El otro hermano, dirigido por Israel Adrián Caetano y en el que comparte protagonismo con Daniel Hendler y Ángela Molina.

Durante una conferencia de prensa, Sbaraglia reflexionó acerca del trabajo que se despliega al momento de hacer una película y sostuvo que “el cine no existe si no se hace con ese equilibrio entre todas las partes, pero no solamente técnicamente sino también humanamente”. Para el artista, de 47 años, la producción de una película es “caótica” “y, de pronto, que se produzca una emoción, un pensamiento, algo dentro del caos, de verdad es maravilloso”, afirmó en declaraciones publicadas por la agencia española de noticias EFE el actor, desde hace años “a caballo” entre España y la Argentina.