La Comisión Provincial por la Memoria y el Grupo de Curas en Opción por los Pobres, salieron a repudiar ayer el ataque que sufriera la docente Corina de Bonis en Moreno, la que tras ser secuestrada fue torturada y amenazada de muerte por la lucha que llevan adelante los maestros ante el precario estado de las escuelas en todo el territorio bonaerense.

El organismo que preside Adolfo Pérez Esquivel expresó "su repudio y extrema preocupación por el secuestro y torturas" sufrida por de Bonis, en tanto que los curas le hicieron llegar "su abrazo solidario", y caracterizaron el hecho como "propio de un grupo de tareas, que nos recuerda los años más oscuros de nuestra historia".