Parecía misión imposible pero de a poco la salida soñada se hace realidad. Las autoridades tailandesas confirmaron ayer el rescate de los primeros cuatro de los doce menores y un adulto que quedaron atrapados hace más de dos semanas en una cueva en el norte del país. Ayer se esperaba que se reanudaran las tareas a última hora (lunes en Tailandia), con la segunda etapa del salvataje.

Los menores rescatados fueron trasladados en helicóptero hasta el hospital provincial de Chiang Rai, donde se evaluó su estado de salud y se determinó que estaban en buenas condiciones generales. Sólo uno está bajo observación médica. Narongsak Ossottanakorn, portavoz oficial de los equipos de socorro, aseguró que la situación de los menores es "perfecta", pero rehusó precisar sus nombres o sus edades. "La misión ha sido más exitosa de lo que esperábamos", aseguró el portavoz.

Las condiciones climáticas por la temporada de monzones precipitaron el desenlace en momentos en que aún se barajaban varios planes para sacar a los chicos. Se optó por una vía muy complicada pero la más rápida frente a la posibilidad de que nuevas lluvias inunden las grutas. Esta amenaza revivió en las últimas horas de ayer acrecentando la ansiedad y los temores por los niños y el entrenador que aún permanecen allí.

Se esperaba al cierre de esta edición que se retomaran las labores de salvamento, interrumpidas debido a que los equipos de socorro necesitaban reponer las bombonas de aire comprimido colocadas a lo largo de la travesía y evaluar la nueva fase del operativo.

El primer rescatado salió de la gruta a las 17.40 hora local (10.40 GMT) y el segundo diez minutos después, mientras los otros dos se demoraron más de dos horas. Esta primera operación de evacuación transcurrió más rápido de lo que previeron las autoridades. Un contingente internacional formado por dieciocho buzos se adentró en la cueva con la determinación de regresar acompañado con las víctimas, doce menores de entre 11 y 16 años y un adulto de 26.

Los chicos, muchos de los cuales antes del rescate no sabían nadar, han recibido dentro de la gruta un curso intensivo sobre el manejo de los equipos de inmersión. Durante la misión se utilizan máscaras especiales que cubren toda la cara y les permite respirar de manera natural, además de comunicarse con los equipos de salvamento. Un despliegue titánico para salvar a estos chicos que son esperados con ansias por sus familias.

Ver más productos

Cuentos de buenas noches

Cuentos de buenas noches

Astrología: claves para conocer tu futuro

Astrología: claves para conocer tu futuro

Lo que querés saber sobreNéstor Kirchner

Lo que querés saber sobreNéstor Kirchner

ATR: el boom del placer

ATR: el boom del placer

Atención emprendedores: cómo vender más a pesar de la crisis

Atención emprendedores: cómo vender más a pesar de la crisis

Para aprender con los chicos

Para aprender con los chicos

¡Más crianza menos terapia!

¡Más crianza menos terapia!

Descubrí tu destino con Mia Astral

Descubrí tu destino con Mia Astral

Un Atlas para fanáticos del fútbol

Un Atlas para fanáticos del fútbol

¡Actualizate con estas tendencias!

¡Actualizate con estas tendencias!

Ver más productos