El titular de Dragado y Balizamiento, Juan Carlos Schmid, decidió alejarse del triunvirato de la CGT. Razones de salud y desavenencias con el resto de esa conducción son los trazos que marcan el final de una etapa para el también jefe de la poderosa CATT, donde confluyen los gremios del transporte. Fuentes de la central destacaron a este medio que otros sindicatos se alejarían del de esa conducción. La nómina incluye a los Aeronáuticos de Juan Pablo Brey y Luz y Fuerza sector Patagonia, entre otros, pero sería más amplia la diáspora. El triunviro Héctor Daer confirmó anoche a la agencia NA la dimisión y acotó que los motivos "los tendrá que expresar él".

Schmid ya había anticipado en el cierre de la semana pasada su decisión de alejarse del mando en Azopardo con paso más decidido que en ocasión del fracaso del paro nacional decretado e incumplido en ocasión de la reforma previsional a fines de diciembre pasado. La no adhesión de la UTA a esa medida de fuerza se constituyó en una puñalada que Schmid no archivó. La semana pasada algunos controles de salud le sumaron tiempo de reflexión para maridar su decisión que anticipó a cercanos. Para ellos entonces la novedad dominguera no fue tal. Y se abre un escenario que BAE Negocios anticipó hace meses: un regreso a la división de la CGT en formato similar a 2012, con una central dialoguista y otra más combativa. De una vereda gordos e independientes y en la otra el moyanismo al comando del Frente Sindical para el Modelo Nacional y los movimientos sociales.

Estas organizaciones no son consideradas como pares por varios sindicatos cegetistas y justamente Juan Schmid bregó por incorporarlos a una masa crítica del modelo económico y la estrategia de Cambiemos. En su entorno relativizaron el alejamiento pero dirigentes de todos los sectores daban por hecho la partida. Como detalló el diario Crónica en ocasión de la última conferencia de prensa que brindó la CGT antes del paro del 25S, no lo tuvo como asistente, señales concretas si las hay. Sí fue voz cantante el día de la última huelga nacional para advertir que sin cambio de esquema económico "y a la falta de un plan B" no habría tregua en el reclamo sindical.

Tampoco es un gesto menor que Schmid se haya presentado en la seccional policial, la lluviosa noche que el dirigente de la CTEP Juan Grabois fuera detenido junto a ciudadanos senegaleses en un operativo de la fuerza de seguridad porteña. Desde la CTEP le remarcaban anoche a este diario que su salida "es algo muy malo para todos los compañeros que coincidimos aquí, él es una figura que trabajó y trabaja por sumarnos al movimiento obrero, con pleno respeto hacia los trabajadores de la economía popular".

En el Frente Sindical que comandan los camioneros todavía reserveran esperanzas para que Schmid regrese a ese bloque, con lo cual descuentan un refuerzo pero sobre todo un "debilitamiento" en la estructura de Azopardo. La división de las divisiones no deja de brindarle algunas dosis de oxígeno al Gobierno, después de la contundencia de último paro general, la estadísticas de pérdida de empleo y crecimiento de la pobreza e incluso del "sinceramiento" del ministro de Producción Dante Sica para asumir que el único sendero hoy es mantener puestos de trabajo y ni siquiera atreverse a mejora salarial alguna.

Ver más productos

La otra historia del peronismo

La otra historia del peronismo

Cómo hacer guita

Cómo hacer guita

Lo que todo el mundo busca

Lo que todo el mundo busca

¿Qué es sexteame?

¿Qué es sexteame?

Para fanáticos del Fútbol

Para fanáticos del Fútbol

La historia detrás del robo del siglo

La historia detrás del robo del siglo

Eva Duarte: toda la verdad

Eva Duarte: toda la verdad

Aprendé a usar tu inteligencia

Aprendé a usar tu inteligencia

La otra cara del peronismo: una historia apasionante

La otra cara del peronismo: una historia apasionante

Historia para Chicos

Historia para Chicos

Ver más productos