Gremios docentes realizaron hoy la segunda jornada de paro en 17 provincias en rechazo de la suba salarial del 15% y dijeron contar con un "altísimo acatamiento". El ciclo lectivo comenzará hoy en la mayor parte del país, es decir, dos días después de lo estipulado según el calendario escolar, por la falta de acuerdo respecto del incremento salarial en un escenario en el cual tanto los sindicatos como el Gobierno endurecieron su postura.

La Confederación de Trabajadores de la Educación (CTERA) aseguró que "lucha contra las políticas de ajuste del Gobierno". La secretaria general de la confederación nacional, Sonia Alesso, le pidió al Gobierno estar "más atento" al reclamo de los maestros y que convoque a la paritaria nacional docente.

De ese modo, reclamó al Gobierno "copiar la mejor versión de sí mismo, la de 2016, cuando convocó a paritarias, hubo aumento, hubo ley de financiación y no hubo casi conflicto".

Para la dirigente, la huelga tuvo un "altísimo acatamiento a nivel nacional, apoyado por una movilización de más de 60 mil docentes de todo el país".

Tras discrepar con los gremios en el inicio de semana respecto de cuál fue el nivel de adhesión al paro, el Gobierno bonaerense indicó ayer que "el 63 por ciento de los docentes acudió a las aulas de las escuelas de la provincia".

Por su parte, la secretaria adjunta de Suteba, María Laura Torre, sostuvo que el Gobierno provincial tiene en sus manos la resolución del conflicto porque "cuenta la plata" para pagar un aumento salarial con cláusula gatillo.

"No queremos que pase lo mismo que el año pasado, cuando la paritaria duró seis meses, hasta que logramos demostrar que la provincia tenía dinero justo antes del inicio de la campaña para las elecciones legislativas", cuestionó.