La reunión conjunta de las comisiones de Trabajo y Previsión Social, y de Presupuesto y Hacienda, se desarrollará desde las 16 en el Salón Atrio, donde representantes de la CGT asistirán en calidad de invitados.

La iniciativa de blanqueo laboral titulada "regularización del empleo no registrado, lucha contra la evasión en la seguridad social y registración laboral", adelantada ayer por BAE Negocios, fija un plazo de plazo de 365 días corridos desde la entrada en vigencia de la norma, para los empleadores registren la relación laboral con sus trabajadores en negro.

"Los empleadores que regularicen relaciones laborales en los términos del presente régimen gozarán de una condonación del cien por ciento 100% de la deuda por capital, intereses, multas y punitorios", garantiza el proyecto.

A su vez, los empleados podrán "computar hasta 60 meses de servicios con aportes o la menor cantidad de meses por la que se los regularice".

"Dichos meses serán calculados sobre un monto mensual equivalente al promedio del salario básico inicial del Convenio Colectivo de Trabajo aplicable a la relación laboral, a fin de cumplir con los años de servicios requeridos por la ley", añade la norma propuesta.

En cuanto a las sanciones previstas para el empleador que transcurrido el plazo de exención no haya registrado a sus trabajadores, se fija la obligación del pago de "una indemnización equivalente al 25% del Salario Mínimo Vital y Móvil vigente al momento del reconocimiento de la falta de registro, por cada período mensual no registrado o el que proporcionalmente corresponda".

El proyecto es parecido al que el Poder Ejecutivo había presentado en abril del año pasado, cuando la reforma laboral llegó al Congreso dividida en tres partes, pero no prosperó. En esta oportunidad el oficialismo confía en que las negociaciones de dirigentes de la CGT con el ministro de Producción y Trabajo, Dante Sica, podrían abrir camino a la reforma, de tal forma que llegue a buen puerto y no naufrague en el intento.