El ex secretario de Finanzas de la Uocra bahiense Guillermo Molina, uno de los dos ex dirigentes de ese gremio que continuaba prófugo de la Justicia en el marco de la causa en la que permanecen detenidos el ex líder del gremio Humberto Monteros y otras once personas por asociación ilícita y extorsión, se entregó esta lunes ante la Justicia, en la ciudad de Bahía Blanca, y quedó detenido. 

En tanto, el ex dirigente que el sábado último fue detenido en Neuquén por Gendarmería Nacional en un paso fronterizo hacia Chile será trasladado en las próximas horas a Bahía Blanca para ser sometido a indagatoria en el marco del mismo expediente. 

Con la detención de ambos integrantes de la ex cúpula sindical del gremio de la construcción bahiense hoy sumaban trece los detenidos, mientras que otro de los dirigentes permanecía prófugo. 

Se trata de Roberto Ríos, otro gremialista de la filial bahiense de la Uocra, intervenida en octubre pasado por la Uocra nacional, que conduce Gerardo Martínez. 

Fuentes policiales y judiciales informaron que acompañado por su abogado, Mariano Jara, Guillermo Molina se presentó esta mañana, poco después de las 10, en la sede de la Unidad Fiscal 10 de Delitos Complejos de Bahía Blanca, a cargo de Gustavo Zorzano, quien conduce esta investigación. 

Molina -ex secretario de Finanzas del gremio y ex precandidato a concejal por Unidad Ciudadana en la ciudad de Bahía Blanca, en las PASO de agosto pasado. se encontraba prófugo desde el jueves, cuando la Justicia ordenó la detención de los integrantes de la ex cúpula local de la Uocra. 

En este marco, el abogado contó que Molina recién “se enteró este fin de semana” de la orden de detención en su contra, mientras “estaba en Mar del Plata de vacaciones en el departamento de su madre”

"Su hija, al enterarse del pedido de detención, intentó comunicarse telefónicamente con él y, como no tuvo éxito, lo fue a buscar”, indicó el letrado en declaraciones que formuló a la prensa al retirarse este mediodía de la UFI 10 de Bahía Blanca, donde su defendido quedó detenido y a disposición de la Justicia. 

Molina se encontraba prófugo desde el jueves pasado cuando, en el marco de la causa por presunta asociación ilícita y extorsión, fueron ordenados una serie de allanamientos y catorce detenciones por parte del fiscal Zorzano. 

En tanto, fuentes con acceso a la investigación indicaron que, luego de presentarse esta mañana ante el fiscal, el ex secretario de Finanzas de la filial bahiense de la Uocra quedó detenido. 

"Se procedió a realizar un acta, se le notificó el artículo 60 del Código Penal sobre las imputaciones y luego se lo puso a disposición de la Delegación de Investigaciones para el traslado con el fin de que lo revise un médico y distintos trámites de rigor”, precisaron los informantes. 

Además, anticiparon que el ex dirigente será indagado “en las próximas horas”
En tanto, el abogado de Molina contó que, al momento de entregarse ante la Justicia, su defendido estaba “muy tranquilo” y que, de hecho, había sido él mismo quien quiso “presentarse en forma espontánea” una vez que se enteró que tenía una orden de captura. 

"Barajó la posibilidad de presentarse en Mar del Plata pero entendimos que iba a demorar muchísimo por el traslado, con lo cual era mucho más rápido venir en el auto de su hija”, indicó el letrado, quien dijo que, ahora, debe ponerse al tanto de los detalles del expediente porque “son más de 4 mil fojas y el pedido de detención son 289 fojas”

Fuentes judiciales comentaron que Molina en el marco de la causa es investigado por ocho hechos de extorsión.

En este expediente, fueron detenidos el jueves pasado -en el marco de un mega procedimiento que incluyó varios allanamientos- Monteros y su adjunto, José Burgos, bajo la acusación de encabezar una asociación ilícita que extorsionaba a empresarios de la construcción, que eran obligados a contratar los servicios de determinadas firmas.

Al momento de ser apresado, Monteros, ex secretario general del gremio, tenía en su poder más de 5 millones de pesos, 100 mil dólares, armas y drogas.

En tanto, luego, quedaron detenidos otros cinco integrantes de la ex cúpula de la Uocra Bahía Blanca: Pablo David Gutiérrez, Mario González, Raúl Erbin, Sergio Vázquez y Walter Paiz, quienes, al igual que Monteros, se negaron a declarar ante la Justicia.

También permanecían detenidos Nelson Damián Cabrera, Carlos Carrillo, David Muñoz y Aníbal Aranda, todos ex integrantes de la delegación bahiense del gremio constructor, que también optaron por el silencio.

Este fin de semana, personal de Gendarmería Nacional detuvo en un paso fronterizo neuquino a Sebastián Canale, otro de los dirigentes del gremio de la construcción bahiense que era buscado por la Justicia. 

"En las próximas horas Canale, quien se encuentra detenido en Neuquén, será traslado a Bahía Blanca para presentarse ante el fiscal”, indicaron los informantes. 

Las fuentes señalaron que con la presentación espontánea de Molina ante el fiscal, “ahora se encuentra prófugo un sólo dirigente, identificado como Roberto Ríos”, también integrante de la cúpula sindical que, hasta octubre último, condujo a la filial Bahía Blanca del gremio de la construcción.