El Senado postergó nuevamente el debate del proyecto sobre financiamiento de los partidos políticos por falta de acuerdo entre el oficialismo y la oposición respecto de la publicidad de campaña en internet. Cambiemos y el Bloque Justicialista confiaban en aprobar el proyecto en la sesión de ayer tras varios días de negociaciones en las que habían alcanzado cierto grado de consenso, pero en el transcurso de la tarde senadores de ambos espacios reconocieron, en pleno recinto, que no había un acuerdo cerrado sobre la redacción definitiva.

Si bien el oficialismo y la oposición habían acordado permitir que las empresas privadas realicen aportes a los partidos políticos (algo que actualmente está prohibido) con un tope del 2% del total de los gastos de campaña, la discusión se trabó por una propuesta para regular la publicidad en medios digitales.

El planteo inicial lo hizo el chubutense Alfredo Luenzo, del Bloque Justicialista, quien propuso que se garantice que el 50% de la publicidad electoral en internet se destine a portales de producción nacional o provincial, algo que fue aceptado por buena parte de esa bancada pero que encontró rechazo en el oficialismo. Según confiaron a NA fuentes de Cambiemos, este punto generó ruido, incluso, hacia adentro del interbloque oficialista, donde el ala del PRO rechazó de plano el establecimiento de un porcentaje obligatorio para la publicidad digital.

De acuerdo a las fuentes consultadas, durante la reunión del interbloque de Cambiemos previa a la sesión, el macrista Esteban Bullrich se puso al frente del rechazo a este punto y se trenzó en una discusión con el radical Ángel Rozas.

Si no sale este año, “nadie va a querer aportar” por el precedente de los cuadernos

Las negociaciones de los últimos días estuvieron a cargo del presidente de la Comisión de Asuntos Constitucionales, el justicialista Dalmacio Mera, quien al término de la sesión confirmó a la prensa que ese bloque tiene "una definición para que la plataforma digital" internacional (como Google o Facebook) "no absorba todo".

El debate del proyecto se postergó, en principio, para el próximo miércoles, antes del informe que presentará ante los senadores del jefe de Gabinete, Marcos Peña, pero se terminará de definir en los próximos días.

Tanto Cambiemos como el Bloque Justicialista quieren que el proyecto se apruebe en el Senado lo antes posible para girarlo a la Cámara de Diputados y contar con la ley sancionada antes de la campaña electoral de este año, por lo que la nueva postergación y la falta de acuerdo preocupa a legisladores de ambas bancadas.

Senadores del oficialismo y del justicialismo suelen manifestar (fuera de micrófono) que si la ley no sale este año, "nadie va a querer aportar a la campaña" por el precedente que fijó el caso de los cuadernos.

Tal como lo establece la Constitución Nacional, las reformas al sistema electoral deben ser aprobadas con mayoría absoluta de los miembros de cada Cámara (en el caso del Senado, se necesitan 37 votos).