Los sindicatos de la Confederación Argentina de Trabajadores del Transporte (CATT) y del Movimiento de Acción Sindical Argentino (MASA) darán un paso más hacia la siempre inestable unidad de la CGT. Una veintena de gremios del transporte y otras organizaciones del sector que nació para respaldar la secretaría general que desempeño Antonio Caló en 2012, se reunirá el lunes desde las 11 en la sede del Sindicato de Conductores de Trenes La Fraternidad de Omar Maturano, Allí buscarán decidir "una posición propia de cara al nuevo rearmado" de la central obrera, según consignó la agencia Télam.

Además de las duras disputas internas que sacuden al movimiento obrero desde hace ya varios meses, las renuncias y alejamientos y los pases de factura por "la desobediencia y la inorganicidad" de varios sindicatos en ocasión del último paro general, las desavenencias metodológicas y políticas salieron de forma definitiva a la luz, demostrando estilos de conducción diferenciados y proyectos antagónicos.

El encuentro del lunes en la sede de Maturano, fue resuelto y moldeado de forma definitiva a comienzos de esta semana. Se decidió debatir también respecto de la situación de la CGT, las fluctuantes relaciones con el gobierno nacional y la necesidad y posibilidad de convocatoria al Comité Central Confederal (CCC).