El vuelo inaugural de Flybondi, que debió regresar a pista 10 minutos después del despegue, generó una alarma que se extendió a sindicatos aeronáuticos en un fuerte cuestionamiento a los esquemas de seguridad.

Hacia diciembre de 2015 los pilotos agrupados al comando de Pablo Biró, evaluaba el escenario de la aeronavegación comercial, via apertura de cielos y llegada de low cost con una semblanza fuerte, "van a llover muertos", dijo respecto de los servicios de bajo costo y la precarización que podría llegar en ese rubro de transporte.

El episodio tuvo lugar el lunes y desde el Ministerio de Transporte informaron que no hubo emergencia declarada en el vuelo FO 2710 de Flybondi, tampoco en Córdoba se desplegó plan de contingencia alguno."Hubo una falla menor" informó la compañía en un comunicado y en sus redes sociales, pero en las últimas horas se difundió un video en el cual la tripulación comunicó al pasaje "la imposibilidad" de completar el vuelo.

Diego Dominelli uno de los analistas más destacados en temas aeronáuticos le destacó a BAE Negocios que empresa tiene un solo avión, "a la aeronave le pasaron varias cosas, ya venía arrastrando problemas en los motores y tuvo problemas de frenos". Respecto de la alerta amarilla que hubo durante el breve trayecto que recorrió desde Córdoba enfatizó "el vuelo tenía que durar 20 minutos y no doce". Con relación a qué fallas técnicas se habrían producido para obligar al aterrizaje no previsto consideró "habría habido inconvenientes en el sistema del velocímetro de la aeronave". Con lo cual el diagnóstico que Dominelli realiza desde hace tiempo respecto de los riesgos en la navegación aerocomercial del país se acentuó al considerar que "la cultura de seguridad operacional está en riesgo".