El diputado nacional del Frente Renovador (FR) Felipe Solá consideró ayer que durante el gobierno anterior hubo "personajes bochornosos" que participaron de la cumbre peronista en San Luis, al trazar así un virtual "límite" para sumarse eventualmente a un frente opositor con vista a las elecciones presidenciales de 2019.

"El límite es que ha habido personajes que han sido borchornosos y otros que no", sostuvo el ex gobernador bonaerense durante una entrevista radial, en la que pese a la insistencia del periodista prefirió reservarse los nombres de esos dirigentes.

No obstante, Solá fundamentó su calificativo en que "fueron bochornosos en el autoritarismo, en la forma de interpretar su verticalismo, convertirse en alcahuetes, olvidarse de pensar por ellos mismos y dejar que les dieran órdenes".

"Igual yo no tengo el peronómetro para decir quién sí y quién no", reconoció, aunque sí se adjudicó tener un "corruptómetro" propio.