Las mujeres intentan ganar espacio dentro de los altos cargos de las empresas. No obstante, en los últimos cinco años, la participación femenina no ha avanzado demasiado.

Las mujeres ocupan solamente uno de cada diez puestos directivos en entidades que cotizan en la Bolsa. Así lo afirma un informe sobre la composición de género en los directorios de las empresas argentinas realizado por la Comisión Nacional de Valores. El sector de consumo y el de infraestructura y energía son los que mayor representatividad femenina tienen en los cargos jerárquicos: un 29,5% y 10,9%, respectivamente. El primero tuvo un fuerte crecimiento del 4,5 puntos porcentuales en cinco años, mientras que el segundo bajó un punto en el mismo lapso.

En el otro extremo se encuentra el sector de gas y petróleo, que es el que menor porcentaje de directoras tiene con el 8% del total y una baja del 2 puntos porcentuales en los últimos cinco años. Le sigue el rubro de servicios financieros con el 9,1%, aunque sufrió un leve crecimiento del 0,6 puntos.

Composición

El documento sostiene que el año pasado, el 53,9% de las empresas cotizantes contaron al menos con una mujer dentro de la mesa directiva. Del total de directoras, el 58,1% tienen cargos titulares, de las cuales el 3% son presidentas del directorio y el 8,5% son vicepresidentas.

En cuanto a cantidad de directoras, el sector de servicios financieros es el que tiene más mujeres con cargos altos: ocupan 58 de las 634 sillas.

El segundo puesto lo ocupa el sector de infraestructura y energía con 57 directoras sobre un total de 525 lugares.

De acuerdo con los datos publicados en el informe, cuando se analiza el panorama mundial, Argentina se encuentra dentro de los países con menor representatividad femenina en los directorios de las empresas participantes de los mercados de capitales del mundo, en comparación con países como Sudáfrica (45%) y Alemania (41%).

Por otro lado, las pymes son las que presentan mayor cantidad de mujeres en sus directorios. En este grupo de empresas, el promedio asciende a 15,7%, sensiblemente superior a la media.

La presidenta del Women20 -programa de empoderamiento económico de la mujer del G20- y diputada nacional, Susana Balbo, afirmó a BAE Negocios que es necesario trabajar para que haya más mujeres en los directorios. "Es una cuestión estructural cultural, y no una falta de talento", sostuvo al hacer referencia a la gran diferencia entre la cantidad de hombres y mujeres en puestos directivos.

"Es importante cambiar la modalidad de negocios", explicó la diputada Balbo, "muchas veces los cargos directivos suelen implicar reuniones fuera del horario de trabajo o partidos de golf, por lo que es importante generar un networking posible y accesible para las mujeres".