La empresa tecnológica Spotify adquirió un pequeño fabricante de herramientas de colaboración de música en línea, como parte de un esfuerzo más amplio del servicio de transmisión de música más grande del mundo para aumentar su atractivo para los artistas.

Spotify señaló que la startup, Soundtrap, es utilizada por músicos, estudiantes y consumidores en general para crear, almacenar, colaborar y compartir archivos para producir música y podcasts. Spotify no reveló cuánto pagó por Soundtrap, que continuará operando como un servicio independiente, informó el sitio de noticias Bloomberg. Las dos compañías tienen su sede en la ciudad sueca de Estocolmo.

Soundtrap, fundada en 2012, tiene características similares a GarageBand de Apple, un paquete de software popular entre los músicos aficionados para la grabación de canciones, pero está más orientado hacia internet con sus herramientas para compartir creaciones. SoundCloud el servicio de música con sede en Berlín que Spotify había estado negociando anteriormente para adquirir, también ha estado reorientando su negocio para ayudar a los artistas a crear y compartir música en línea.

Diversificación
Spotify, con más de 140 millones de usuarios mensuales activos, ha estado agregando servicios que atraen a los artistas, incluida la venta de mercadería y entradas para conciertos.

Los músicos, entre ellos Taylor Swift, han criticado a Spotify por no pagar tasas de regalías lo suficientemente altas como para ofrecer su música, algo que según Spotify está determinado por sus acuerdos con las discográficas.