El titular del Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec), Jorge Todesca, advirtió hoy que "todos" coinciden en que la inflación de 24,8 por ciento anual que se registró en 2017 "es un número alto", pero remarcó que "lo más importante" es que el Gobierno lo reconoce y "tiene una política" para bajar ese número. 

Todesca sostuvo que "algunos analistas dicen que es la misma inflación que con el Gobierno anterior, pero las tarifas estaban congeladas". 

"Todos coincidimos en que es un número alto y lo más importante es que el Gobierno piensa que es un número alto y tiene una política para trabajar a mediano plazo para batir este número", señaló luego de que ayer se conocieron los datos de inflación de diciembre y el acumulado de 2017.

Para el titular del Indec, "estos niveles de inflación nuestros, crónicos, se desciende a lo largo de mucho tiempo y con mucho esfuerzo", al tiempo que afirmó que "al principio hubo que resolver el tipo de cambio y en el segundo año el problema de las tarifas que viene asociado al déficit fiscal".

Además, resaltó que “estamos en un proceso de política  económica que procura tener la inflación más baja posible, pero  se han tomado un conjunto de medidas para estabilizar la economía  y el sector fiscal que tiene un costo en materia de inflación”. 

“Sería fácil bajar más la inflación con una receta de ajuste y  no crecimiento, pero no es el enfoque del Gobierno”, subrayó el  funcionario.

En cuanto a los rubros que más aumentos registraron, Todesca señaló que Viviendas y servicios subió 55,6 por ciento y "ahí están puestos todos los servicios públicos, los servicios regulados".

"Impulsar el crédito hipotecario impulsa la construcción, la demanda de los materiales de la construcción que también aumentan y esto es por preservar el crecimiento de la economía", analizó en declaraciones a radio Mitre, donde además remarcó que "el gradualismo es un estrecho callejón y con un recorrido importante".