Trabajadores del astillero Río Santiago afiliados al sindicato de ATE iniciaron una toma de la planta ubicada en la ciudad de Ensenada, en reclamo de "insumos básicos para retomar la actividad productiva", con el interventor Daniel Capdevila, y otros directivos, dentro del edificio y sin poder salir.

El secretario general de ATE-Ensenada, Francisco Banegas, explicó que, ante el reclamo, Capdevila "pidió más tiempo para resolver temas vinculados a la provisión de materiales, que tienen paralizada la producción", pero en el gremio aclararon que no iban a levantar la ocupación del lugar, que anoche se mantenía, hasta no tener una respuesta.