A medida que se acerca el final de 2017, crecen las expectativas de los trabajadores argentinos de recibir algún tipo de gratificación.

Siete de cada diez trabajadores esperan tener un bono extraordinario de fin de año, mientras que el 80% tiene la expectativa de percibir un aumento salarial.

Randstad, empresa global en servicios de Recursos Humanos, dio a conocer los resultados del cuarto y último trimestre correspondientes al Workmonitor, un estudio que releva las expectativas, estados de ánimo y comportamiento de los trabajadores en 33 países, incluido Argentina.

A tono con el clima social post electoral, este año la expectativa de los argentinos en relación a recibir un bono de fin de año es ligeramente inferior a la que expresaron en 2016, cuando el 76% esperaba recibirlo. Por el contrario, sobre un eventual aumento salarial, la expectativa este año resultó 2 puntos por encima del 79% que lo esperaba en diciembre del año anterior.

La expectativa de los argentinos en relación a un bono y aumento salarial se destaca por sobre la media global. Con un discreto 51% en el caso del bonus y un 56% en incremento de sueldo, la expectativa media de los trabajadores de los 33 países relevados está muy por debajo de la de sus colegas argentinos. Al respecto, Andrea Ávila, CEO de Randstad para Argentina y Uruguay, señaló que "no es casual esta expectativa de los trabajadores argentinos por un bono y aumento salarial en el cierre del año con valores sensiblemente por encima de los de la región y del resto de los países relevados. Estos resultados se explican por el clima típico de fin año en el que la coyuntura económica torna aún más visible la tensión existente a lo largo de 2017 por la inflación que no cede y el mantenimiento del poder adquisitivo de los salarios".

Balance

La cercanía del final de año también es propicia para hacer un balance del año que se va y trazar perspectivas para el que se inicia. A tono con este contexto, el 63% de los encuestados en Argentina señaló que la empresa en la que trabaja tuvo un mejor desempeño financiero en 2017 respecto a 2016 y el 70% confía en que estos resultados económicos mejoren aún más en 2018.

Horizonte

En cuanto a la visión sobre la evolución de la economía, el 63% de los trabajadores argentinos espera que la situación económica del país mejore en 2018, mientras que solo un 37% cree que la situación va a empeorar. En este sentido, las expectativas de los argentinos se equiparan a las de los trabajadores del resto del mundo, puesto que el 61% de los empleados a nivel global cree que la situación económica de sus países será mejor en 2018, mientras que el 44% considera que será peor.

"El clima social de coyuntura se caracteriza por un optimismo moderado. En este clima se mezclan, por un lado, algunos indicadores positivos que dan cuenta de una tenue recuperación de la economía, con signos de alerta con relación a inflación y empleo que hacen que la expectativa favorable se ponga más en el futuro inmediato que en la coyuntura", afirmó la ejecutiva, al analizar el panorama local.