El rechazo absoluto que empresarios y sindicalistas textiles pusieron sobre la mesa el último martes sirvió como aprendizaje para el Ejecutivo. Ayer, Cambiemos calificó como "productivo" el encuentro tripartito con metalúrgicos, a pesar de la ausencia de Antonio Caló, líder de la UOM. Las cámaras, conformes, avanzaron sobre el sistema de las ART y la capacitación profesional. El régimen de las indemnizaciones, por el momento, fuera de las discusiones.

Cambiemos, valga la redundancia, cambió su estrategia. En Alem 650, con la presencia de funcionarios, empresarios y gremialistas metalúrgicos, el gobierno decidió no ir a fondo, sino encabezar la mesa de diálogo por puntos. La negativa del martes, cuando se intentó avanzar con la reforma laboral en textiles, marcó a fuego.

Los empresarios metalúrgicos presentes -representantes de Camima, Adimra y Fedehogar- avanzaron sobre el sistema de las alícuotas de las ART y sobre la secretaría de empleo y formación profesional. "A partir de las mismas, surgieron dos nuevas reuniones", informaron desde la secretaría de Trabajo.

El próximo encuentro tendrá lugar el miércoles próximo y contará con la presencia de cámaras, sindicatos y la Superintendencia de Riesgos del Trabajo. "La misma tendrá como objeto analizar los costos derivados del sistema de las ART y el pago de las primas", destacaron desde Trabajo, liderado por Lucas Aparicio, quien presenció el encuentro junto a Fernando Grasso -secretario de Industria- y Damián Testori, jefe de asesores.

"Por otro lado -siguió el escrito de la cartera liderada por Dante Sica, ausente sin aviso- se convocará a una reunión tripartita relacionada a temas de capacitación y empleo " y un observatorio sobre ausentismo.

El único sindicato presente fue Asimra, ya que la Unión Obrera Metalúrgica no envió representante porque "no vamos a discutir un convenio en esa mesa", argumentando que primero buscarán solucionar la pérdida de puestos de trabajo.

Dos puntos quedaron fuera de agenda: las indemnizaciones -las empresas buscan crear, como en Uocra, un fondo de despido- y la representación sindical.