Trece gobernadores que se sentarán hoy con el presidente Mauricio Macri juntan más de 32.000 millones de pesos de déficit financiero, de acuerdo a datos del Consejo Federal de Responsabilidad Fiscal, organismo que supervisa las cuentas fiscales de las provincias.

Las últimas cifras publicadas por la Secretaría de Hacienda incluyen los resultados financieros (incluyendo los pagos de deuda y tras deducción de préstamos de organismos internacionales, infraestructura social básica y gastos de capital financiados con otras fuentes) del primer y segundo trimestre de este año para algunas provincias, aunque los números finales del año pasado muestran que trece provincias cerraron sus años fiscales con déficit financieros de 32.400 millones de pesos, de los cuales 22.200 millones corresponden a la provincia de Buenos Aires. Durante ese año, la provincia emitió 3.000 millones de dólares de deuda en el mercado internacional, antes y después de la salida del default tras el acuerdo con los fondos buitre. Comparando el primer trimestre de este año y el del año pasado, el défi cit financiero parcial empeoró 198%, ya que pasó de un superávit financiero de 654 millones a un déficit de 646 millones.

Detrás de Buenos Aires, las provincias con rojos financieros más pronunciados son Santa Cruz ($5.136 millones), Chaco ($5.024 millones), Jujuy (4.176 millones), Entre Ríos ($3.989 millones), Río Negro ($3.201 millones) y Misiones ($3.175 millones).

La reducción del déficit de las cuentas provinciales será uno de los temas de conversación entre los gobernadores y el presidente Mauricio Macri. El Senado ya recibió el proyecto de nueva ley de Responsabilidad Fiscal que fue acordada por Hacienda, el Ministerio del Interior y funcionarios provinciales y que pone límite al crecimiento del gasto primario.