Consenso, previsibilidad, certezas, fueron los tópicos que destacó el ministro de Trabajo Jorge Triaca para realzar el proyecto de reforma laboral que ingresó durante el fin de semana al Congreso. La reiterada hipótesis del Gobierno en cuanto a que “la industria del juicio” frenan la concresión de nuevos puestos de trabajo fue parte de sus afirmaciones en declaraciones radiales.

“En los años del gobierno anterior el conflicto primaba sobre el acuerdo, ahora buscamos generar un ámbito donde protegiendo los derechos de los trabajadores, prevalezca el acuerdo sobre el conflicto”, dijo Triaca. En una de las entrevistas que concedió, al programa Toma y Daca (Radio El Mundo) se refirió también al sector sindical que fustiga el proyecto y consideró que el camionero Pablo Moyano mantiene diferencias con él por “problemas personales”, en tanto que Hugo Moyano según el titular de Trabajo participó de los diálogos en busca de consenso.

‘El proyecto apunta al blanqueo, a mayor capacitación profesional, y a dar mayor certeza al empleador para que tome nuevos empleados”, señaló. Respecto a la marcha de la economía como freno a la generación de puestos de labor, más allá de la construcción, los monotributistas y el empleo público el funcionario señaló a la “imprevisibilidad que da la inflación, contra la que está luchando el Gobierno.

Triaca ponderó que esta administración, desde enero de 2016 generó 280.000 puestos de trabajo en la economía formal y refrendó como “un dato positivo, pero insuficiente”, teniendo en cuenta que “la población argentina crece al 1,1% y el empleo 0,7%”.

Sobre el capítulo previsional el ministro consideró ‘hay más de 40.000 personas por año que, teniendo la edad jubilatoria, están dispuestas a seguir trabajando y tienen, además, capacitaciones específicas’. En cuanto a gratificaciones de fin de año vía pago de bono cerró toda posibilidad para pago adicional alguno ya que este año, varios acuerdos salariales, incluyeron una cláusula gatillo a diferencia de las paritarias 2016.

CFT en Luján
Hoy será jornada de análisis, reflexión y definiciones del bloque sindical que se opuso a pactar con la Casa Rosada el proyecto que tendrá tratamiento en pocos días más, respecto de modificaciones laborales. En efecto, la Corriente Federal (CFT) que lidera el bancario Sergio Palazzo, Héctor Amichetti (Gráficos) y Horacio Ghilini (docentes privados), con el refuerzo de Pablo Moyano en la estrategia, se reunirá en el Camping ADF de la localidad de Luján. “Para lo único que sirvió el acuerdo es para perder menos derechos de los que el Gobierno quería”, resumió Palazzo al analizar lo actuado por la CGT respecto del borrador, luego modificado, que analizarán los legisladores. Del encuentro de hoy se espera la definición de alguna protesta por parte de la CFT.