María Helena Ripetta
 

La ilustradora española Ana Juan estuvo de visita en Buenos Aires para presentar la Trilogía del Mar del Norte, historias de “amor y fantasmas” realizadas junto al dibujante y escritor alemán Matz Mainka.

“Es una trilogía que se puede leer de manera separada, es una serie que mantienen una línea argumental, pero funcionan de manera independiente”, dice Ana Juan en una café de Palermo, a su lado está su compa- ñero de trabajo y marido Mainka.

“Lo hemos ido cociendo poco a poco entre los dos. Una primera idea puede partir de una foto, un tatuaje, a partir de esa primera idea planteamos una línea argumental y ciertas imágenes. Aportamos mutuamente hasta llegar a la palabra y texto bien calzados para contar una historia”, dice la ilustradora y aclara: “es un libro para todos, un niño si va de tu mano puedes contarle la historia, por supuesto no uno muy pequeño”.

“La ilustración para adultos va muy bien en España. Funciona muy bien, en respuesta al libro electrónico, los libros que van a quedar son los bien editados, con una experiencia sensorial”, dice Ana Juan quien señala que los libros ilustrados también “recuperan los textos clásicos, vuelve otra vez desde otra experiencia el libro como objeto”.

“Uso papeles y lápiz carbónico, muy sencillo, dejé las paletas y regreso a lo más básico, papel y lápiz, para contar”, sostiene y retoma la idea de estas “leyendas olvidadas hipotéticas”.

“A la hora de ilustrar busco referentes históricos, documentación; si quieres hablar de una época precisa es necesario documentarte para hacerlo”, dice la ilustradora que se dedica a libros para adultos.

“Un adulto tiene derecho a disfrutar de un libro ilustrado, incluso de un libro ilustrado infantil. Hay que sacar las etiquetas, porqué no puede disfrutar de un libro para un niño de 8 años un hombre de 80”, dice Ana Juan,. A su lado Mainka, en castellano pero con acento alemán, y quien fue el que escribió estos cuentos sostiene: “pienso como un ilustrador, estoy acostumbrado a escribir pero veo imágenes. Un ilustrador que tiene que escribir una historia la ve en imágenes”.

“Crear los libros de cuentos con la estructura de un libro infantil pero para adulto. Prima la imagen, y el texto es corto. Pero uno sin el otro no se entendería, entre los dos se cuenta la historia”, dice Ana Juan.

“Trabajamos a cuatro manos. Las historias salieron en una revista y después se hicieron libro, lo que generó un tiempo de entrega limitado”, explica Mainka.

“La trilogía está cerrada, cada uno es independiente, pero si están el amor y los fantasmas”, sostiene Ana Juan.

“Siempre quise hacer libros ilustrados para adultos, esa siempre ha sido mi pelea y lo he logrado. ‘Amantes’, son historias de amor narradas sólo con imágenes. Ilustro historias concebidas para adultos. Los álbunes infantiles no eran mi camino, no estaba a gusto ahí. Soy más yo cuando la hago para un adulto. Con pocas palabras y la armonía de la imagen”, señala la ilustradora, que hace años trabaja Mainka “cada uno está aportando algo, un paso adelante, un paso a atrás, tienes que verte muy a menudo. Estamos casados”, se ríen.

En Amantes, Ana Juan se ocupa de todas las formas del amor y del desamor, se los puede conseguir en una edición de libros pequeños divididos en cuatro temas.

Títulos: Hermanas

Autores: Ana Juan y Matz Mainka

Editorial: Edelvives

Precio: $450

Páginas: 56