Empleados bancarios concretaron ayer el segundo día consecutivo de paro en rechazo de un incremento salarial del 9%, mientras la Justicia resolvió que los bancos continúen con el pago de la cláusula gatillo y habilitó al gremio a seguir cobrando el 1% de la cuota solidaria a todos los trabajadores del sector.

El ministerio de Trabajo adelantó que apelará el fallo, por lo cual la medida podría quedar en suspenso.

El gremio dio a conocer un fallo del Juzgado Civil y Comercial Nº 11 de Resistencia, Chaco, que hizo lugar a un pedido formulado por la Asociación Bancaria en esa provincia.

En ese pronunciamiento, el magistrado ordenó que "se continúe abonando la cláusula gatillo convenida en la cláusula 2" del acuerdo salarial firmado el año pasado y advierte que "se aplicarán diez mil pesos de multa por cada día de demora".

"Por esta decisión de la Justicia, se confirma que los bancos deben, entre otros conceptos, aplicar con relación a la evolución del Índice de Precios de enero la cláusula gatillo", enfatizó y apuntó que "deben, por lo tanto, pagarlo en febrero".

El fallo también establece la continuidad del pago de la "cuota solidaria" que representa alrededor de un millón de pesos mensuales para el gremio.

Por su parte, las asociaciones de bancos ABA, ABE, Adeba y Abapra subrayaron que el sindicato "omitió" comunicar que la suba ofrecida implica un ajuste respecto de la evolución de la inflación. "Mencionan sólo un aumento del 9%, sin referirse a la cláusula gatillo y con esa información parcial convocaron a un paro para el 9 de febrero previo al feriado de carnaval y también para el 19 y 20 de febrero", criticaron.