La popularidad de los peluches Hatchimals de Spin Master no se detiene. Su capitalización de mercado está ahora a la par de Mattel Inc., que se ha desplomado 43% este año después de una baja temporada de fiestas de fin de año y la caída en las ventas de muñecas Barbie. Spin Master registró ingresos por u$u1.200 millones en 2016, lo que se compara con u$s5.500 millones de Mattel.

Los amigos de infancia Ronnen Harary y Anton Rabie poseen cada uno cerca de 30% de Spin Master Corp., la compañía detrás de Hatchimals que cofundaron en 1994. El precio de las acciones de Spin Master, firma con sede en Toronto, ha subido 56% este año, con lo que el patrimonio neto de Harary y Rabie se ha elevado a u$s1.400 millones cada uno, de acuerdo con el Índice de Multimillonarios de Bloomberg.

El éxito de los Hatchimals llevó a que se cuadruplicaran las ventas del segmento de control remoto y personajes interactivos de Spin Master, lo que ayudó a que la compañía se convirtiera en uno de los fabricantes de juguetes de más rápido crecimiento a nivel mundial.

El ascenso de Spin Master, que también fabrica los juegos de construcción Meccano y Etch A Sketch, pone a Harary y Rabie en un grupo selecto de fabricantes de juguetes multimillonarios, como Alan Hassenfeld, nieto del cofundador de Hasbro Inc., y cuatro miembros de la familia Kristiansen, cuyo antepasado Ole Kirk Kristiansen creó Lego en 1932.

Los Kristiansen tienen la fortuna de juguetes más grande del mundo, la mayor parte de la cual proviene del control de 75 por ciento que tienen de Lego A/S. La compañía danesa tuvo ingresos u$s6.000 millones en 2016 y está valuada en u$s22.000 millones por el índice de Bloomberg.