La calificadora estadounidense de riesgo Moody's evaluó hoy que la Reforma Tributaria tendrá inicialmente un impacto “negativo” en las finanzas de las provincias, que luego dependerán del crecimiento económico para subsanarlo. 

La ley impulsada por el presidente Mauricio Macri para reformular parcialmente el sistema tributario de Argentina (con nota “B2 estable‘) tendrá un impacto positivo en la solvencia de las empresas locales, dio Moody's Investors Service. 

Y a continuación señaló que “el impacto para el Gobierno soberano y las provincias de Argentina cambiará desde inicialmente negativo a positivo a medida que el crecimiento repunte”. 

Las consecuencias para los bancos serán negativas, aunque el impacto no será severo, agrega el informe. 

“Debido a la baja de algunos impuestos, es probable que los ingresos del gobierno nacional disminuyan moderadamente, lo cual dificultará aún más los esfuerzos para reducir su déficit”, analizó la calificadora.  

Gabriel Torres, vicepresidente de crédito de la consultora, consideró que la nueva política impositiva “dará apoyo a un crecimiento económico más rápido y fomentará mayores inversiones, lo que ayudará a contrarrestar estos efectos negativos”.

Impacto en las provincias y empresas

El impacto para las provincias argentinas será similar, ya que los beneficios de esta reforma probablemente se materializarán a largo plazo. 

“Podría ser necesario que las provincias contraigan un monto moderadamente mayor de deuda de corto plazo para cubrir sus necesidades de gastos en 2018, como resultado de la reducción de transferencias federales derivadas de las menores tasas impositivas”, indicó Moody's.

Debido a la rebaja de la tasa de impuesto a las ganancias que se les aplica a las empresas a 25% desde 35% en un período de dos años, y al reducir las contribuciones a la seguridad social a cargo de los empleadores, la ley también beneficiará a las compañías argentinas. 

El principal objetivo que tiene el gobierno al reducir el impuesto a las ganancias de las empresas e introducir un impuesto compensatorio sobre los dividendos es alentar la retención y reinversión de las ganancias de las empresas. 

La reforma también permitirá al gobierno realizar un incremento  gradual de la porción del impuesto a los débitos y créditos bancarios de las empresas que es deducible del impuesto a las ganancias, dijo Moody's. 

No obstante, la eliminación de impuestos internos sobre productos electrónicos de consumo probablemente aumentará la competencia para los fabricantes de estos productos en Tierra del Fuego, añadió. 

Y postuló en que en términos generales, “los cambios tributarios serán negativos para los bancos, aunque el impacto será menor”. 

Es que el mayor impuesto a las ganancias sobre los intereses devengados sobre depósitos a plazo de los individuos provocará un incremento de los costos de fondeo de los bancos. 

Otras medidas afectarán a los bancos de forma más positiva, tales como la capacidad del gobierno de reducir el impuesto a los débitos y créditos bancarios y la creación de nuevos incentivos para la generación de empleo formal.