Uno de los mayores negocios del mundo es el del copyright. No solo los derechos de copia y reproducción de obras artísticas, sino también de patentes e invenciones varias. Pero el mundo del entretenimiento suele marcar una pauta al respecto, en especial en los Estados Unidos. Esto es así porque ese país ha conquistado el campo de la cultura popular desde principios del siglo XX. Cualquier cambio que realice en una legislación al respecto desencadena cambios en todo el mundo, como sucedió en 1998 cuando una enmienda (conocida popularmente como "enmienda Mickey Mouse", porque el personaje estaba a punto de caer en dominio público) extendió la exclusividad de los copyrights a 95 años. Desde entonces, el panorama digital creció y eso cambió drásticamente todo lo que implicaba tener derechos sobre alguna obra. Especialmente en la música, la más herida además por la piratería y por prácticas no reguladas, aunque legales, de difusión, como el streaming. En estos momentos se discute en el senado de los Estados Unidos la aprobación del Music Modernization Act, un pacto que busca, entre otras cosas, que autores e intérpretes puedan cobrar lo justo por la difusión digital de sus trabajos.

El Acta pasó la cámara de diputados, pero en Senadores aparece un problema. Una de las tres piezas de legislación que compone la medida (conocida como CLASSIC Act) protege las grabaciones realizadas antes de 1972 para que puedan recibir regalías por su difusión digital. Pero el senador de Oregon Ron Wyden, del partido demócrata, introdujo una corrección (conocida como el ACCESS Act) que, de hecho, recorta esa compensación para tales obras. Lo que se choca con el hecho de que el copyright dura 95 años. La pelea es entre si una obra histórica puede ser reproducida sin pagar regalías: si es así, contradice el término del derecho de copia. Los músicos -unánimemente en contra de esta corrección- consideran que daña el derecho de propiedad y que, dado que la extensión de copyright es una enmienda incorporada a la Constitución de ese país, resulta anticonstitucional.

Pero al mismo tiempo, las legislaciones de copyright, introducidas en el siglo XIX, tenían como espíritu hacer lo más corto posible el período en que una idea daba regalías a su dueño, como manera de incentivar la creatividad y la competencia. Solo cuando las marcas y obras se volvieron un gran negocio el espíritu de invirtió. La legislación que se discute para la música afecta el negocio globalmente, en especial cuando la mayoría de las compañías de streaming son transnacionales, y también disparar otras extensiones de copyright para el cine, la literatura y todo arco de creación, artística o no.

Ver más productos

Huevos de chocolate caseros para una Pascua en crisis

Huevos de chocolate caseros para una Pascua en crisis

Macri lanza su libro de memorias y no se guarda nada

Macri lanza su libro de memorias y no se guarda nada

Le diagnosticaron leucemia a los 14 y vivió para contarlo

Le diagnosticaron leucemia a los 14 y vivió para contarlo

10 libros para regalar el Día de la mujer

10 libros para regalar el Día de la mujer

El detrás de escena de Alberto Fernández

El detrás de escena de Alberto Fernández

30 discursos que cambiaron el mundo

30 discursos que cambiaron el mundo

Jeff Bezos, CEO de Amazon

Jeff Bezos: cómo fue el camino al éxito del CEO de Amazon

La educación que necesitamos

La educación que necesitamos

Llegar a la tercera edad siendo jóvenes

Llegar a la tercera edad siendo jóvenes

Ver más productos