La Justicia uruguaya hizo lugar al pedido de extradición del líder del Sindicato de Obreros y Empleados de Minoridad y Educación (Soeme), Marcelo Balcedo, investigado por presunto lavado de dinero y asociación ilícita, aunque su traslado a la Argentina no se concretará en lo inmediato.

La jueza de Uruguay María Elena Mainard finamente aceptó el pedido del juez federal de La Plata Ernesto Kreplak, aunque el retorno a Buenos Aires de Balcedo y de su esposa, Paola Fiege, se cumplirá recién cuando culmine el proceso en su contra en ese país por los delitos de lavado de activos, tráfico de armas, contrabando y apropiación indebida.