La gobernadora de Buenos Aires, María Eugenia Vidal, decidió ayer suspender la visita a Córdoba que tenía prevista para respaldar al radical Mario Negri, a raíz de la crisis cambiaria que recrudeció en las últimas horas. La mandataria tenía previsto viajar hoy a la provincia mediterránea para acompañar al postulante de " Córdoba Cambia", pero durante la tarde de ayer debió reprogramar el viaje.

Según señaló la agencia NA, Vidal visitará Córdoba la próxima semana, en una fecha a confirmar, aunque lo más probable es que sea el viernes 3 de mayo, día en que también viajará al distrito el jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta.

La gobernadora decidió quedarse en Buenos Aires para acompañar al gobierno del presidente Mauricio Macri en momentos en que la crisis económica y cambiaria puso en alerta a la Casa Rosada, donde se multiplicaron las reuniones entre los principales funcionarios.

"Por razones de agenda surgidas en estas últimas horas, no podré estar mañana acompañando a Mario Negri y a Héctor Baldassi en Córdoba. Me comprometo a estar junto a ellos, para darles mi apoyo, en los próximos días, porque estoy convencida que Córdoba merece un verdadero cambio y de que la honestidad, la valentía y la decencia son valores que la sociedad sabrá premiar en las urnas", expresó Vidal en un comunicado que difundió el frente cordobés. La mandataria bonaerense visitó la Casa de Abrigo de la Municipalidad de Morón en el Día Internacional contra el Maltrato Infantil.