La gobernadora de la provincia de Buenos Aires, María Eugenia Vidal, agradeció al presidente Mauricio Macri por su apoyo en el reclamo por la recuperación del Fondo del Conurbano.

La medida "hace posible sacar a la provincia de la quiebra en la que la encontramos y es autonomía. Los bonaerenses no vamos a volver a depender de nadie. Nunca más", dijo Vidal al abrir el período de sesiones ordinarias de la Legislatura provincial, en La Plata.

Por otro lado, la Gobernadora aseguró que "si de verdad nos importa la educación tenemos que cambiar la lógica de la discusión" en relación a la paritaria que mantiene con los gremios docentes, y resaltó que "no podemos seguir dialogando sobre qué es lo mejor para los chicos pensando que para eso hay una fecha límite y menos si es el comienzo de clases que pone de rehenes a los alumnos".

Además,  insistió en que el sistema educativo requiere una “reforma profunda” y le advirtió a los gremios  docentes que “no se puede seguir dialogando sobre qué es lo mejor  para los chicos pensando que para eso hay una fecha límite” con  el inicio de clases el próximo lunes.

“No podemos seguir dialogando sobre qué es lo mejor para los  chicos pensando que para eso hay una fecha límite. Y menos si  tomamos que esa fecha es el comienzo de clases que pone de  rehenes a los alumnos y que cada febrero hace que los padres  sigan sufriendo la incertidumbre de no saber si van a empezar las  clases a tiempo o no”, indicó la mandataria en su mensaje de  apertura de sesiones ordinarias en la Legislatura bonaerense.

Al respecto, dijo que “no se trata de si la paritaria se  empezó a discutir en junio, en marzo o en noviembre del año  anterior”, ya que “los maestros trabajan todo el año y no puede  haber fecha límite” e insistió en que “no puede ser solo el  salario lo que hay que discutir”.

“¿No es evidente que muchos de nuestros chicos no están  aprendiendo? Estos problemas no se resuelven sólo con un aumento  de sueldo, con inaugurar una escuela o con decir que el aplazo  "estigmatiza".

No se resuelven rechazando las evaluaciones, como  si no ponerle nombre a los problemas los hiciera desaparecer”,  insistió.

La gobernadora apuntó entonces que “si de verdad importa la  educación, tenemos que cambiar la lógica de la discusión” y  agregó: “Nosotros no vinimos a emparchar. Vinimos a hacer lo que  hay que hacer aunque eso nos traiga costos. Los mismos costos que  nos trajo el año pasado tener 17 días de paro”.