La Sala II de la Cámara Federal porteña confirmó los procesamientos y dispuso las prisiones preventivas de César Javier Arakaki y Dimas Fernando Ponce, dos militantes del Partido Obrero acusados por las lesiones a un policía de la Ciudad en el marco de la protesta frente al Congreso del pasado 18 de diciembre contra la reforma previsional.

Fuentes judiciales informaron a NA que los jueces Martín Irurzun y Eduardo Farah ratificaron la acusación por los delitos de lesiones en agresión y atentado contra la autoridad, agravado por haber sido cometido a mano armada y por la reunión de más de tres personas.

De esta forma, también impusieron la prisión preventiva para ambos y volverán a ser detenidos puesto que en primera instancia habían sido liberados por el juez federal Sergio Torres.

"Las imágenes que documentan lo sucedido ilustran que atacaron a un oficial de la Policía de la Ciudad valiéndose de piedras, del estandarte de una bandera y de dos palos cortos con puntas afiladas, cuando la víctima yacía gravemente herida e inconsciente en el suelo", indicaron los jueces.

"La envergadura de la agresión motivó, tal como lo documentan los videos aportados al expediente, que ciertos manifestantes -por iniciativa propia- intercedieran para proteger al auxiliar policial mientras era arrastrado en estado crítico por sus compañeros. Esto revela la prueba", añadieron.