Finalmente, y una semana después de que sus competidoras Oil, Shell y Axion aumentaran el precio de las naftas, la estatal YPF puso en marcha ayer una suba del 4,5% en el precio de sus combustibles, por la suba del petróleo y el dólar.

Así, en la Ciudad de Buenos Aires el combustible más caro de la petrolera de bandera subió a 27,33 pesos, pero en ciudades como Corrientes y Resistencia los carteles posicionaban al mismo producto por encima de los 30 pesos.

Según pudo constatar NA, el valor de la nafta súper escaló hasta los 27,03 pesos por litro en estaciones de servicio de la capital correntina y el valor de la premium saltó hasta los 30,29.

Tanto en YPF como en el resto de las petroleras explican las subas por dos razones: desde el último incremento de los combustibles el 2 de diciembre, el precio del dólar subió un 12,82 por ciento (de $17,55 a $19,80) y el valor del petróleo, también avanzó.

El barril de light sweet crude (WTI), de referencia internacional, pasó de cotizar u$s57,66 en diciembre en el New York Mercantile Exchange hasta los 64,73 dólares actuales, un alza de 12,26%.