Una hormiguita sola es
imposible, pero espera porque sabe ya, que igual que muchas gotas forman mares,
muchas hormigas llegan a
formar una gran comunidad

Del diluvio que viene
(comedia musical)

Existiría un instinto muy básico y poco investigado, que sin embargo parece clave para la supervivencia de muchas especies animales y la sociabilidad de las mismas. Esta función primitiva es la creación de un hogar: nido, hormiguero, avispero, panal, termitero o cueva, entre muchas posibilidades. Son cuestiones que hacen a la conducta gregaria, que resulta esencial para la vida de una especie y su supervivencia evolutiva.

Claro que pensarlo desde el antropocentrismo es algo que podría confundir, aunque es sabido que el homo sapiens ( y sus antecesores), desde su inicio como especie han tenido también este instinto clave. Un elemento sustancial de supervivencia: poder refugiarse en cuevas donde escaparse del frío, de los predadores, dormir, cocinar y realizar las primeras construcciones simbólicas con los dibujos rupestres.

Sin embargo, ya se observa en animales básicos como las hormigas. Incluso algunos naturalistas les asignaron posibilidades complejas intelectuales sobre objetivos y realización de los mismos, emulándolas con el humano. Pudo verse que este punto no era así, sino sólo cuando trabajan en grandes grupos. Especialmente en la construcción del hormiguero, que implica una gran complejidad.

Esto sucedería en pos de la protección y la conducta social de una especie. Parangonando a la inteligencia humana, con estructuras neuronales mucho más simples que confluyen en un superorganismo, que es el hormiguero.

Se ha demostrado que cada hormiga cumple una función obrera o de recolectora de comida. Incluso pueden diferenciarse físicamente. Esa función la realizan en forma determinada en un sector que se retroalimenta. Lo construyen especialmente a partir de bolitas de tierra, junto a material fecal u otras estructuras. Como pequeñas hojas o ramitas que van conformado paredes y nodos dentro del hormiguero.

Cada vez, una obrera construye en el mismo sitio. Un grupo investigadores etólogos , Guy Thearaulz del CNRS deTouluse y Andrea Perna de la Universidad de Uppsala han demostrado que esto sucede porque en esas bolitas viajan feromonas que el mismo animal secreta. Esas feromonas aumentan la tendencia a trabajar aún más en la misma zona del hormiguero.

Estas "casas" son entonces muy complejas, pero no es una sóla hormiga quien la piensa; sino que es la estructura social de las hormigas en su conjunto quien permite realizar este hogar de altísima complejidad. Contienen celdas, nodos, caminos internos y externos, sector para alimentos, manejo de oxigenación y eliminación gases inservibles. Además de tiene la función protectiva de otros organismos y vías de escape.

Los nidos abiertos surgieron evolutivamente después de los cerrados: facilitan el escape

Todo este grupo constituye un macroorganismo matriarcal manejado por una reina y con división de tareas. El hormiguero además se encuentra en permanente remodelación, lo que una hormiga construye puede ser deconstruido y refuncionalizado por otra.

Aún más complejos se han observado los nidos de termitas en un principio similares a las hormigas. Constituyen un grupo gregario que en conjunto produce una de las estructuras más complicadas de la naturaleza, construyendo" termiteros" de enorme complejidad.

Los científicos etólogos las estudian con un sistema computacional basado en algoritmos que utilizan gráficos; algoritmos matemáticos y computacionales especiales para poder entenderlas.

Es decir, estos animales primitivos en conjunto constituyen una estructura de altísima complejidad cognitiva, pero sólo en instancia gregaria. Podría aplacarse la conocida frase: "la unión hace la fuerza" y también la inteligencia.

Entendiéndose que el proceso de construcción del nido es una las funciones instintivas básicas de los animales; de muy diferentes especies

Cuestiones sugestivas suceden también con los nidos de las aves. Predeterminados genéticamente por especies. Cualquier persona conocería el nido de un hornero (el cual es un nido techado). También los nidos abiertos como "cuencos" componen dos tercios de todos los nidos. Se sabe actualmente que los nidos abiertos surgieron evolutivamente luego de los cerrados, aunque se pensaba lo contrario.

Esto fue descripto en un complejo estudio de investigadores publicado en Proceedings of the Royal Society B. que observaron que el nido abierto tiene algunas virtudes, como escaparse más rápido ante un peligro y permite además una cuestión ornamental; cuando más estructurados y decorados más atractivos para su pareja;¿ algo parecido a los humanos?.

Los ratones son otro ejemplo trascendente en la construcción de nidos. Es interesante la descripción del genetista André Bendesky, publicado en Nature. Este investigador observó que los ratones playeros son monógamos con capacidad de producir nidos más estructurados y cuidan más a las crías. Por lo contrario el ratón ciervo, que es polígamo, constituyen un nido más descuidado y otorgan un menor cuidado parental.

Esta cuestión fue descripta en relación a un gen de producción de la hormona vasopresina. Relacionada junto a la oxitocina con la fidelidad y la conducta de cuidado parental. Es decir que el nido parece estar relacionado con la conducta monógama.

Manejos biológicos del gen de vasopresina produce cambios en esa regulación, pero con resultados un poco contradictorios; pues modifican para bien o para mal el manejo del nido, dependiendo el momento que se realice.

Sea cual fuera el mecanismo de construcción; insectos, aves y mamíferos etc.., tienen implícitos cuestiones instintivas de construcción de hogares. Con impacto sobre cuestiones gregarias y protectivas imprescindibles, de las cual depende su supervivencia. Sin nido no hay posibilidad de sobrevida, sería interesante que lo sepan los dirigentes políticos .Pues la condición de calle de los humanos altera cuestiones primitivas de defensa. Se desprotegen así instintos básicos; que al no ser respetados generan graves consecuencias.

* Neurólogo Cognitivo.
 Doctor en Filosofía. Prof. Tit. UBA-CONICET