Existen personas más visionarias del futuro y otras menos. La función predictiva está especialmente adjudicada a sectores cerebrales inconscientes. Existen sujetos que predicen mejor, por ejemplo un acto motor en arquero de fútbol, un diagnóstico médico en un galeno asertivo.

Si bien pueden existir análisis racionales sobre la predicción, es probable que mucho de esa capacidad visionaria sea intuitiva. Es decir, zonas del cerebro analizan subcortical y comparan desde movimientos básicos, hasta tomas de decisiones; correctas e incorrectas.

En general son aceptados las correcciones neurológicas del acto motor, en este caso cerebelo y el sistema de ganglios de la base son los grandes ordenadores. Estos son sistemas correctivos de los movimientos o por lo contrario su afección producen patologías como el Parkinson o Trastornos motores cerebelosos, como dismetrías. Sin embargo existirían correcciones cognitivas probablemente mucho más complejas.

El sistema nervioso tiene la capacidad de evaluar probabilidades en forma inconsciente y muy rápida. Esto se produce integrando variables sensoriales-cognitivas previas y también en el momento de un hecho.

Piensa rápido

Así, s e toman decisiones inmediatas, intermedias o tardías, conjugando lo instintivo con lo racional, algunas generadas en forma simple y otras muy complejas. La primera sería, por ejemplo: “está lloviendo, salgo con paraguas”; la segunda sería: “existe una pandemia tomo un conjunto de conductas complejas”.

Algunas variables serán bastante certeras y otras no tanto. Nuestro cerebro las analiza e integra. Así tomamos conductas, integrando métodos innatos estadísticos de información cognitiva. Recolectando miles de posibilidades, se lleva a cabo conclusiones que nos conducen a tomar decisiones.

Muchas veces tomar conductas es difícil, pero el cerebro usa un sistema estadístico . Utilizando un sistema llamado sistema bayesiano (Teorema de Bayes) evalúa riesgos —beneficios y aprovecha lo aprendido, es decir se ayuda de la subjetividad.

Estadística y neurociencia: el Teorema de Bayes

Thomas Bayes fue un matemático inglés que elaboró un teorema de probabilidad que incorpora criterios aprendidos. E valúa entonces la mayor cantidad de información para predecir un resultado. Una especie de estadística subjetiva, que varios neurocientíficos platean cercana a la manera de trabajar el cerebro humano. Nuestro sistema intuitivo estadístico se conjuga con el sistema racional y permite decidir diferentes posibilidades.

El psiquiatra Karl Friston, del Colegio Universitario de Londres llama a estas posibilidades correctivas y predictivas “codificación predictiva”. Consiste en una comparación entre lo actuado y su corrección a partir del resultado previo. Es una clara modificación cognitiva de comparación inconsciente entre lo sensorial percibido y la motorización posterior. En los que intervendrían sectores cerebrales subcorticales, corticales de asociación y emocionales.

Friston explica desde el punto vista filosófico y neurocientífico esta acción neurológica en su teoría de la “energía libre”. La que plantea que no existen gastos innecesarios de energía del cerebro en operaciones probablemente no exitosas.

El sistema nervisos genera una minimización de la predicción para desarrollar correctamente todas sus percepciones y acciones. Trabajan imbricados el pensamiento y la información sensorial múltiple que recibe el cerebro. El pensamiento y la percepción del mundo permiten generar un proceso que minimiza los errores, aunque con cierto límite cuando las múltiples actividades son excesivas o se realizan en poco tiempo . Es así que corregimos inconscientemente nuestros actos, la toma de decisiones (fundamentalmente a corto plazo) y aun nuestro pensamiento interno es decir nuestra conciencia.

Neurociencia predictiva

Se ha desarrollado en los últimos años una nueva área de estudio de la neurociencia o de la neurofilosofía llamada neurociencia predictiva. Que plantea que el cerebro trabaja como un tamiz depurador de la información de los sentidos llevando al mínimo los errores de la información del mundo exterior.

Se considera que en cierto modo estos sistemas generan la conciencia de la situación, pudiendo diferenciar la información cercana a lo que en la realidad percibimos informaciones erróneas. Sabemos que en última instancia en l a enfermedades mentales graves como las demencias, psicosis u aún neurosis graves se produce un problema de errores de esta información a partir de errores de las redes neuronales predictivas.

Esta predicción es como un mecanismo parecido al computacional basado en un sistema estadístico que realiza el cerebro en forma permanente que permite la contrastación inmediata de hipótesis que ingresan como información sensorial a nuestro cerebro tratando de disminuir el error.

Obviamente, no todos percibimos lo mismo pero con ciertas diferencias producidas por la subjetividad, se generan criterios similares a lo que por ejemplo se observa aun pudiendo opinar diferente sobre lo percibido. Así se puede disentir sobre una gama de colores de un auto, pero no se puede decir que es un avión. Esto sería un mecanismo constante de comparación en que la atención, la percepción y la acción van definitivamente unidos.

Algunos científicos y otros filósofos (neurofilósofos) plantean que están implicados fenómenos de la corteza cerebral en conjunto con la subcorteza. En donde una estructura subcortical llamada tálamo actúa de filtro de la información sensorial (de todos los sentidos) que arriba a los corteza cerebral.

Es esa corteza (fundamentalmente corteza prefrontal) la que generará el reconocimiento y conciencia de lo percibido, pero es el tálamo quien selecciona lo que llegará a ella. Así se corrobora, en cierto modo, lo que Kant planteaba en 1781: que el cerebro tiene categoría previas instintivas, a las que luego le llegan los estímulos sensoriales que vamos realizando y que así quedan organizados.

El hardware y el software del cerebro

No funciona la intuición sin contenidos, siendo un adelantado de lo que hoy se propone en neurociencia y que incluso los científicos comparan con la computadora (similar al hard y al soft). Solo se puede pensar a través de contenidos ingresados a nuestro intelecto innato.

Funcionando de esta manera se genera un método predictivo cerebral que compara múltiples hipótesis simultáneas y produce una conclusión, generado una toma de decisión inmediata. Función ineludible que no puede ser evitada, pues evitarla sería tomar otra decisión.

Algunos plantean que el talento y fundamentalmente la creatividad para algunas áreas como el deporte, el arte, la ciencia o la economía se basan en esta función predictiva que compara millones de variables en milisegundos. Gestando diferente aptitudes para adecuadas funciones diferentes, dependiendo cual se la red el área cerebrales desarrollada.

La predicción inmediata y también a largo plazo requiere de gran cantidad de componentes inconscientes, la de mediano plazo requerirá de mayor intervención consiente; los que mejor lo entiendan, serán más asertivos y exitosos.

Decía el genial físico alemán Niels Henrik David Bohr, que “hacer predicciones es muy difícil, especialmente cuando se trata del futuro”. Respetar los instintos quizá sea la postura más inteligente.

* Psiquiatra y Doctor en Filosofía. Prof. Titular UBA. CONICET

Ver más productos

Cómo hacer ayuno intermitente de manera saludable

Cómo hacer ayuno intermitente de manera saludable

Cómo ser padres en el Siglo XXI

Cómo ser padres en el Siglo XXI

Historias de mujeres que cambiaron el mundo contadas para niñas rebeldes

Historias de mujeres que cambiaron el mundo contadas para niñas rebeldes

¿Qué regalar el día del padre?

¿Qué regalar el día del padre?

Sexo ATR y gratis a tu casa en fase 1

Sexo ATR y gratis a tu casa en fase 1

Para aprender con los chicos sobre la Revolución de Mayo

Para aprender con los chicos sobre la Revolución de Mayo

Para los fans de Star Wars en su día

Para los fans de Star Wars en su día

Conocé a fondo a los presidentes argentinos

Conocé a fondo a los presidentes argentinos

Ver más productos