"Los artistas, cuando

crean, presentan una actividad cerebral débil pero global"

Eduardo Punset

La neurociencia actual describe una clara diferencia funcional entre hemisferios cerebrales. Sobre este tema se vienen clarificando varios conceptos. Ya en la década del 1960 se le realizaron test neurocognitivos a pacientes con desconexión entre los dos hemisferios cerebrales, mostrando diferentes funciones derecho-izquierdo.

Incluso mucho antes, con la descripción de la localización de los centros del lenguaje realizadas por el francés Broca y el alemán Wernicke. Se demostró no sólo la ubicación específica de una función tan importante como el habla oral. Sino que describieron que esta función se encontraba en el hemisferio izquierdo, en los diestros. Denominándose consecuentemente y arbitrariamente al hemisferio izquierdo como el dominante. Dado que además este hemisferio maneja el área de mayor fuerza y destreza. Pues la vía motora es cruzada y termina en los miembros del lado contrario, es decir el sector motor diestro. Así fue como se discrimino al hemisferio derecho, el que sin embargo contiene funciones claves como la visuoespacial, el reconocimiento de caras, la capacidad artística y una evaluación global del mundo.

Nace así el cuestionado concepto de persona hemisféricas. Las derechas (mejores en las artes), las izquierdas (mejores en los cálculos y la ciencias duras. Este concepto quizá sea apresurado dado que ambos hemisferios se comunican y trabajan en red. El periodista David Wolman planteó en Nature que el cerebro más que un hardware es como muchas computadoras en red con funciones diferentes, comunicadas entre sí por bandas anchas.

Cuando se corta la mayor conexión entre ambos hemisferios que es el cuerpo calloso, la función en red, el cerebro pierde muchos de los componentes. Aunque existen otras conexiones subcorticales, actualmente descriptas, que mantienen el sistema además del calloso.

Los estudios de desconexión se ha realizaron en pacientes que han sufrido una cirugía del cuerpo calloso, como consecuencia del antiguo tratamiento de la epilepsia refractaria. Cuando se prueban diferentes test en estos sujetos, se puede consignar la evidente diferenciación entre hemisferios. Así, si se le muestra un objeto a una persona dirigiendo la información al hemisferio derecho, la persona no puede nombrarlo; dado que el lenguaje se encuentra del lado izquierdo. Igual sucede con el cálculo, los pacientes no pueden realizarlos correctamente cuando se le muestra el problema numérico en el hemisferio derecho y sí, cuando lo observa con el izquierdo.

En otra prueba, si toma un utensilio para que palpe con su mano izquierda, sabrá usarlo pero no podrá nombrarlo. Estos estudios fueron profundamente estudiados por neurocientífico Michael Gazzaniga.

Existen sectores del cuerpo calloso que transportan diferente información. Dependiendo el sector que se desconecte. Por ejemplo, la visión transcurre por el sector posterior y la parte anterior transporta lo motor. Si se corta un sector se afectará sólo la función que organizadamente cruza por esa zona.

El hemisferio derecho es sin embargo muy importante, no solo por la capacidad espacial, sino el reconocimiento de las musias (músicas) y de la prosodia del lenguaje (acento) y el reconocimiento del espacio (gnosia).

Cuando una persona sufre lesiones cerebrales parietales derechas padece frecuentemente lo que se denomina negligencia o neglect: ignorara su hemicampo derecho.

Es necesaria la función de ambos hemisferios en paralelo, para funcionar en forma correcta. Por ejemplo, cuando juega un ajedrecista, al comenzar la jugada se activa la zona ventral frontal izquierda, pero luego se prende el hemisferio derecho; en paralelo.

El neurólogo y escritor Oliver Sacks describió a los hemisferios desde un punto de vista evolutivo: "El hemisferio izquierdo es más complejo y está más especializado, es una excrecencia muy tardía del cerebro primate, y sobre todo del homínido. Por otra parte, el hemisferio derecho es el que controla las facultades cruciales de reconocimiento de la realidad". No puede olvidarse además que estos dos hemisferios son influidos desde los sistemas subcorticales emocionales: activadores, inhibidores e instintivos.

El hemisferio izquierdo sería el que relata los sucesos y el derecho el intérprete, como sugiere Michael Corballis de la Universidad de Auckland.

El hemisferio izquierdo, matemático, racional, ordenador, calculador y relator. El derecho espacial, artístico, global, intérprete. Dos cerebros en uno. Ambos funcionan en paralelo, ambos se activan en forma conjunta, generando quienes somos.

* Neurólogo Cognitivo. Doctor en Filosofía. Prof. titular UBA. Conicet.

Ver más productos

La otra historia del peronismo

La otra historia del peronismo

Cómo hacer guita

Cómo hacer guita

Lo que todo el mundo busca

Lo que todo el mundo busca

¿Qué es sexteame?

¿Qué es sexteame?

Para fanáticos del Fútbol

Para fanáticos del Fútbol

La historia detrás del robo del siglo

La historia detrás del robo del siglo

Eva Duarte: toda la verdad

Eva Duarte: toda la verdad

Aprendé a usar tu inteligencia

Aprendé a usar tu inteligencia

La otra cara del peronismo: una historia apasionante

La otra cara del peronismo: una historia apasionante

Historia para Chicos

Historia para Chicos

Ver más productos