Los argentinos duermen dos horas menos que hace 50 años, según un estudio realizado por científicos del laboratorio de Cronobiología de la Universidad Nacional de Quilmes (UNQ)-Conicet.

El estudio forma parte del proyecto "Crono Argentina", que busca conocer estadísticas sobre los hábitos de sueño en el país.

"Evolucionamos como bichos diurnos, pero vamos bastante en contra de ese mandato", señaló Diego Golombek, quien lleva adelante la investigación junto a las doctoras María Juliana Leone y Marina Giménez.

Al definir la cronobiología como la disciplina que investiga "el tiempo del lado de adentro, el que tiene que ver con nuestros ritmos biológicos, Golombek agregó que en la actualidad "no hay datos fidedignos a nivel nacional sobre el sueño".

El proyecto Crono Argentina desarrolló una encuesta online -disponible en cronoargentina.org- con la que busca generar información estadística que cruce información sobre hábitos de sueño con datos demográficos (edad, lugar de residencia), sociológicos (estado civil, trabajo, estudios, hábitos de consumo) o de biotipo (altura, peso).

El objetivo es "realizar recomendaciones a la salud".