El Centro de Investigación y Desarrollo en Fermentaciones Industriales del Conicet La Plata trabaja en lograr la impresión en 3D de apósitos con antibióticos para aplicar a heridas en personas diabéticas, cuyo proceso de cicatrización resulta muy dificultoso. Se busca imprimir estructuras diseñadas a medida del paciente que puedan depositarse sobre el tejido dañado y evitar infecciones microbianas que suelen derivar en gangrenas y muchas veces terminan en amputaciones, explicó Guillermo Castro, investigador del Conicte, en un comunicado.

"Como nosotros investigamos con materiales biológicos, nos interesa obtener piezas con volumen que sean compatibles con la vida, con lo cual las impresoras 3D convencionales, que utilizan plásticos, no nos sirven", apuntó. "La que desarrollamos aquí es la primera producida en el país con apoyo del ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación Productiva de la Nación", indicó acerca de la máquina con la que cuenta el Laboratorio de Nanobiomateriales.

Castro señaló que se apunta a tratar las heridas de personas diabéticas "que se producen fundamentalmente en piernas y pies".

Como la diabetes afecta al sistema nervioso y a la vascularización periférica, el enfermo pierde sensibilidad ante una lastimadura o un roce prolongado mientras que la cauterización de la herida demora mucho tiempo, indicó. Por ese motivo se forman las llamadas escaras y/o úlceras por presión.