"También la moral es un
asunto de tiempo"

Gabriel García Márquez

Se considera desde la neurobiología que el ser humano nace con pocas ideas (nodos semánticos). Así, muchos neurólogos, psiquiatras y psicólogos coinciden en que existirían dos nodos semánticos iniciales en el recién nacido a saber: el de " lindo/feo" y " bueno/malo". La cara de mama es linda la un desconocido fea. Ante lo feo el niño, por ejemplo, llora como reacción mala, pero ante su madre ríe.

Estas dos ideas luego se convertirán en lo "Estético" y lo "Ético".

Es decir que lo ético sería una instancia individual mantenida en el tiempo y que etimológicamente viene del griego "Ethos" que significa conducta o modo de ser.

Lo moral, sin embargo, sería la consigna grupal generada con el impacto y las normas culturales, que se trastocan con el tiempo y las regiones. Está palabra tiene su ascendiente en latín "Moralis" que significa "costumbre".

Existen procesos de ética básica como sucede con el comportamiento animal. Por ejemplo, en conductas altruistas versus egoístas, como la que se manejan en los mamíferos. O las que se observan en el cuidado y la enseñanza de las crías. Se observa en animales por lo contrario conductas egoístas, como por ejemplo el ocultamiento de la comida que realizan pájaros como los córvidos ante sus mismos congéneres, o la lucha por la comida entre manadas diferentes.

La cultura moral se fue trasladando entre generaciones a través de la copia de consignas

Se reconocen también conductas de reclamo o reconocimiento a la injusticia, como la que realizan los monos capuchinos ante lo injusto en reparto de alimentos. Cuando algunos reciben uvas, que son un manjar para ellos y otros los convencionales pepinos. En este último caso, ante la inequidad rechazan en forma agresiva este alimento tirándoselo por la cabeza al investigador. Demostrando cómo pueden rebelarse ante la desigualdad de oportunidades. Muchos estudios muestran como, además, los animales desarrollados pueden realizar cálculos básicos como evaluar el tamaño de grupos de alimentos o de animales, con lo cual tomar decisiones de supervivencia. Estas mediciones ayudarán además a revelar injusticias, evitar riesgos o ayudar a su grupo cercano.

Existe un momento en el que los antecesores de homo sapiens comenzaron a generar su compleja y organizada moral. Investigadores como Michel Tomassello de la Universidad de Duke, autor de "A natural history of human morality" plantean que ese paso habría comenzado hace 400.000 años con nuestro predecesor homo heidelbergensis (un tipo de homo Erectus), bípedo con destreza manual y con un encéfalo más desarrollado que sus antecesores. A partir de un cambio climático y la desertificación de su espacio en África, este homínido debió convertirse de carroñero a cazador recolector. Es decir, pasó a necesitar de un grupo para sobrevivir, cambiando de una intencionalidad individual a una conjunta. Requirió así de un acuerdo asociativo y cultural con el resto de su grupo. Necesitando respetar normas en el contexto de cazar, rotar labores y posteriormente repartir la comida. Quien no pudiera acatar las normas sería expulsado del grupo. Este homínido además ya habría dominado el fuego y conseguido mayor aporte calórico para el desarrollo y el agrandamiento de su cerebro y su cognición, lo cual le posibilitó pensar en un "yo" pero también en un "nosotros". Teniendo además la necesidad de autocrítica para determinar si estaba siendo aceptado por su grupo a partir del cumplimiento de las normas establecidas por el mismo. Una especie de comienzo de la metacognición, que es conocerse a uno mismo, lo cual es muy complejo. Genera además un proceso evolutivo de supervivencia, pero a través de condicionantes sociales.

Este proceso cultural que derivó de una premisa instintiva como una ética primitiva luego fue modificada socialmente, derivando en la moral del grupo. Ésta pasaría a ser cambiante y generar diferentes paradigmas morales en tipos y subtipos diferentes de grupos.

La cultura moral se fue trasladando entre generaciones a través de la copia de las consignas e innovando, produciendo nuevas consignas. Para luego transmitirse en forma muy específica a través de una mejoría del componente de comunicación, que fue perfeccionando la cohesión del grupo.

Según el biólogo conductual Kevin Laland de la Universidad de St Andrews, esto pudo haber tenido relación con una mejor alimentación, una mayor longevidad y el crecimiento cerebral a partir de un mayor aporte calórico. Probablemente el trabajo grupal contribuyó con esto; generando una retroalimentación positiva: más actividad grupal, mejor alimentación y cerebro; y viceversa.

En el traspaso homínido a Homo Sapiens (nosotros), hace aproximadamente 200.000 años, se reforzó la actividad social. Desarrolló herramientas primitivas como puntas bicéfalas; el mejor manejo del fuego mejorando la calidad y la digestión de alimentos. Mejoró además en la caza conjunta a distancia lanzado su arma desde lejos, lo que le permitió distanciarse del riesgo de una contrataque de la presa herida. Aprendió a cazar en grupo por cansancio de la presa y rodeando a la misma.

Cada grupo generó una división del trabajo que requirió de acuerdo y de códigos morales que deberían cumplirse para pertenecer a la manada.

Tomasello plantea que podría esperarse que la conducta de solidaridad social entre congéneres se deba a algún componente de coincidencia genética con el otro y también a la necesidad de reciprocidad: yo lo ayudó él me ayuda. Pasando de pensar en una cultura moral del yo a la de nosotros. No olvida tampoco que pueden existir mecanismo altruistas de sentirse reconfortado al realizar el bien al otro.

Estos mecanismos de sentir rechazo a lo malo o evitar hacer daño se han descripto en el humano en el lóbulo prefrontal ventro-medial. Zona que se activa ante el daño del otro.

La premisa que plantea este autor es que a la cultura cazadora recolectora de miles de años se modifica a sedentaria hace apenas 10.000 años. Cambiando planos culturales y sociales. El humano se transforma así en agrícola-ganadero, con una propiedad para defender.

Para luego conformarse conglomerados urbanos que generan que ciertos subgrupos culturales que se identifican por algunas variables heterogéneas sociales y morales, lo que llama "intencionalidad colectiva". Aparecen así los regionalismos con algunos cruces complejos de identidad. Aún dentro de la misma región.

Estos códigos morales quizá tengan nuevamente que aplicar conceptos éticos individuales primarios, para coincidir socialmente en una sociedad globalizada.

Algunos instinto básicos dicotómicos de los mamíferos como egoísmo, altruismo, copia y transmisión de la información abrevan sobre la función final de la conducta ética y/ o moral que condicionará la toma de decisión de los miembros de un grupo. Produciendo la incorporación al mismo o por lo contrario la expulsión del mismo.

La filósofa de la mente Patricia Churchland de la Universidad de San Diego plantea en su libro "El cerebro Moral" que el esquema de comportamiento del humano parte desde los mamíferos que presentan consignas éticas y morales.

Esta actuación surge probablemente de cuatro puntos centrales según esta autora: el cuidado o la atención a los demás; el reconocimiento de los estados psicológicos de los demás; la resolución de problemas en un contexto social y el aprendizaje de prácticas sociales.

La conducta de pensar en el otro, la ayuda solidaria altruista de saber que si el otro se encuentra bien luego nos ayudará es una de la base de la cooperación social que llevó a la conducta moral.

Esta situación ético-moral generará inclusión y reciprocidad entre iguales y eficiencia del grupo. Cualquier otra premisa iría en contra del proceso moral asociativo y sería destructivo para una sociedad altamente gregaria como la nuestra.

* Neurólogo cognitivo y doctor en Filosofía.

Ver más productos

La beata Laura de Santa Catalina de Siena Montoya y Upeguí, en el recuerdo de la iglesia católica.

La iglesia recuerda a beata Laura de Santa Catalina de Siena Montoya y Upeguí

Francisco inédito: el silencioso camino de fe que lo llevó hasta el Vaticano

Francisco inédito: el silencioso camino de fe que lo llevó hasta el Vaticano

#ElChacal, el personaje que te informa.

Cómo surgió #ElChacal, el personaje que te informa y divierte

En cronishop.com.ar podés encontrar algunos de los mejores vinos y espumantes del mercado.

¿Cómo atraer a los Millennials al mundo del vino?

Miles de personas llegaron a la Plaza de Mayo desde distintos puntos de Capital y Gran Buenos Aires.

17 de octubre: una lealtad eterna

Roma está poblada de aborígenes

Roma está poblada de aborígenes

Ver más productos