Los riesgos de inhalar el gas son muy graves para todas las personas, especialmente para los niños, y esta intoxicación hasta puede causar la muerte. Frente a los casos fatales recientes, que trascendieron públicamente, las consultas no se detienen y tampoco los pedidos de detectores de monóxido de carbono para el hogar, que agotan el stock de los proveedores.

Dado que todos los casos son evitables, el Hospital de Pediatría Juan Garrahan recomendó la ventilación adecuada de los ambientes, el control de las instalaciones,de los artefactos de calefacción y prestar atención a las demás medidas de prevención.

Las más importantes, entre estas recomendaciones, son: mantener bien ventilados los ambientes cerrados -dado que suele asumirse erróneamente una adecuada ventilación-, no dormir con artefactos de calefacción a carbón, leña o gas encendidos y controlar periódicamente las instalaciones y aparatos de calefacción.

Inhalar monóxido de carbono es una de las principales causas de intoxicación en el mundo.En 2017, el Ministerio de Salud de la Nación registró en Argentina 976 pacientes con esta intoxicación y 200 que fallecieron.

"Probablemente sean más los casos, dado que se trata de una enfermedad subdiagnosticada, y la cifra aumenta año a año", indicó Marisa Gaioli, pediatra especialista en ambiente y salud del Garrahan.

Explicó también que "el monóxido de carbono es un gas incoloro, inodoro, no irritante, que se dispersa fácilmente en el aire y se acumula en ambientes mal ventilados, y estas características hacen que la intoxicación no sea percibida por la persona expuesta, por eso se lo llama el asesino silencioso".

Las fuentes más frecuentes de producción de este gas en la Argentina son las estufas, los calefones, los braseros a carbón o leña, las salamandras, las hornallas de la cocina, los faroles, las lámparas a gas (que suelen utilizarse en los campamentos) y los autos con el caño de escape obstruido por nieve o por fallas en los sistemas.

Las máquinas pequeñas a combustible como grupos electrógenos, cortadoras de césped, pulidoras de piso o lavadoras a presión, también pueden ser productoras de este gas.

Los síntomas de la intoxicación por monóxido de carbono son variables. En casos leves suelen presentarse cefaleas, náuseas, vómitos, mareos, debilidad y, si progresan, pueden llevar a inestabilidad, confusión, visión borrosa, dolor en el pecho, desmayos, convulsiones y muerte.

Ver más productos

El día que Boca se apoderó del mundo

El día que Boca se apoderó del mundo

Diego Armando Maradona y el último mundial

Diego Armando Maradona y el último mundial

Cuentos de buenas noches

Cuentos de buenas noches

Astrología: claves para conocer tu futuro

Astrología: claves para conocer tu futuro

Lo que querés saber sobreNéstor Kirchner

Lo que querés saber sobreNéstor Kirchner

ATR: el boom del placer

ATR: el boom del placer

Atención emprendedores: cómo vender más a pesar de la crisis

Atención emprendedores: cómo vender más a pesar de la crisis

Para aprender con los chicos

Para aprender con los chicos

¡Más crianza menos terapia!

¡Más crianza menos terapia!

Descubrí tu destino con Mia Astral

Descubrí tu destino con Mia Astral

Ver más productos