"Hay que darle un sentido a la vida, por el hecho mismo de que carece de sentido"

Henry Miller

Existen varios estudios que sustentan que darle sentido a la vida es un punto fundamental para desarrollar mejor salud, calidad de vida y años por vivir.

Especialmente en relación a una mejor resiliencia de la persona, mejorando su función neurológica, cardiaca e inmunológica, entre otras.

Ser resiliente se aplica a la capacidad de soportar la injuria y surge de la física, sobre cuánto resiste un material. Luego aplicado a la sociología y la psicología, sobre la capacidad de surgir y soportar adversidades ambientales, familiares y culturales. Por último, fue propuesto por nuestro grupo del Centro de Neurología Cognitiva de la Universidad de Buenos Aires en el 2006 para cuestiones neurológicas: por ejemplo, cuando un cerebro soporta las injurias; como la hipertensión, la diabetes o el tabaquismo entre tantas agresiones, suspendiendo el desarrollo de Alzheimer. Pudiendo proyectarse este término al resto de la salud.

Se observó una mejoría cardíaca en personas que le otorgaban un propósito a su existencia

También el sentido de la vida genera una mayor "reserva cognitiva", es decir cómo se encuentra la situación cognitiva en un momento de la vida de la persona, comparado con sí mismo y con los otros.

Pero, qué es darle sentido a la vida?. Esta cuestión se encuentra todavía abierta. Aunque hay muchas propuestas e investigaciones sobre el tema. La psicóloga Tatjana Schnell de la Universidad de Innsbruck propone cinco ítems básicos de propósitos de la vida, que luego pueden ser abiertos hasta veintiséis objetivos más. Estos son la autorrealización, (desarrollarse individualmente), el orden (moral, tradición), la trascendencia vertical (espiritualidad), el bienestar (amor, diversión) y la autotrascendencia horizontal (salud, implicación social). Plantea que mínimamente deben cumplirse tres de los cinco para proponerle sentido a la vida.

El concepto de sentido de la vida nace primeramente con el neurólogo y psiquiatra Viktor Frankl, Judío y víctima de Auswitch. Que desarrolló una carrera prominente en el ámbito de la psicología y las neurociencias; siendo el creador de la tercera escuela de psicoterapias de Viena luego Freud y Adler.

Genera así la escuela de la logoterapia, que es una de las líneas psicoterapéuticas que hoy se utilizan en el desarrollo de las psicoterapias. Muy usadas frente a los pacientes terminales, pero también muy útil en otras líneas de patologías cotidianas o personalidades normales (pertinentes).

Existen ya observaciones importantes sobre la mejoría cardiaca en las personas que le otorgan sentido a su vida. El grupo del hospital Mount Sinai St Lukes-Roosevelt de Nueva York, liderado por Randy Cohen y Alan Rozanski realizó un profundo trabajo en el cual se observaron 130.000 de pacientes durante siete años; los que tenían objetivos en su vida y padecían menor prevalencia de accidentes coronarios.

Es interesante el planteo que realiza los Shigehiro Oishi y Ed Diener de la Universidad de Virginia que describieron que en los países más pobres raramente se considere a la vida como carente de sentido. Podría ser porque su vida está abocada a conseguir el sustento básico o también por una mayor religiosidad. Pareciera que el sin sentido estuviera más relacionado a la sociedad burguesa. Quizá esto justifique el mayor índice de suicidios en países desarrollados.

Este tipo de trabajo fue repetido por varios grupos con resultados similares. Algo parecido sucede con el riesgo de demencia en los que se describió mejoría en la respuesta cognitiva de personas con un sentido de existencia. El grupo de Patricia Boyle y Aaron Buchman de la Universidad de Rush de Chicago fue pionero en ese sentido, estudió evolutivamente un grupo de adultos mayores. Es interesante observar que no sólo las personas con sentido de la vida mejoraron la situación intelectual, sino que cuando el mismo grupo analizó neuropatológicamente los cerebros de los pacientes investigados, tenían menor cantidad de depósitos de proteínas patológicas.

Algo parecido sucede con los mecanismos inflamatorios, que son buenos para defenderse de gérmenes, pero malos para el envejecimiento, pues implican un aumento del metabolismo y secreción de sustancias que han sido relacionadas con mecanismos fisiopatológicos de depresión y mecanismos neurodegenerativos. En ese sentido las interleuquinas-6 que marcan aumento de actividad inflamatoria se encuentra disminuida cuando se presentan personas con propósitos y objetivos versus lo contrario.

Viktor Frankl llama a estas últimas personas como padecientes de un "vacío existencial" Llamado también neurosis "noógena": carentes de significado, que comprenden el veinte por ciento de todas las neurosis. Al padecer este problema se abren las puertas al aumento de padecimiento de trastornos de ansiedad y depresión.

El psiquiatra y novelista Irvin Yalom plantea en su libro psicoterapias existenciales que es necesario encontrar sentido a la vida, especialmente en el sufrimiento y la muerte. Problema sustancial del ser humano.

No se sabe porque las personas que le otorgan sentido a su vida pueden generar mejoría y menor prevalencia de enfermedades y envejecimiento corporal. Se piensa que el tener objetivos mejoraría la biología del ser humano. Al bajar el estrés crónico, el metabolismo excesivo, conectar redes sociales y mantener una vida activa.

Otros plantean que además las personas con sentido de la vida se ocupan más de su salud y se realizan más chequeos preventivos. Las personas mejoran aún más cuando se tiene objetivos "generativos", que son los que trascienden a la persona misma; sea por una obra de bien o un proyecto que prolongue a la persona en espacio y tiempo.

Cualquiera fuera la causa que de sentido a la vida, probablemente muchas combinadas, otorga sentido a la existencia. Implica un fuerte componente de reforzamiento de la salud física y psíquica, así como mejoría de calidad de vida.

*Prof. titular psiquiatría y salud mental. Facultad de Medicina. UBA.

Ver más productos

Francisco inédito: el silencioso camino de fe que lo llevó hasta el Vaticano

Francisco inédito: el silencioso camino de fe que lo llevó hasta el Vaticano

#ElChacal, el personaje que te informa.

Cómo surgió #ElChacal, el personaje que te informa y divierte

En cronishop.com.ar podés encontrar algunos de los mejores vinos y espumantes del mercado.

¿Cómo atraer a los Millennials al mundo del vino?

Ver más productos